Estrategias para evitar discusiones en navidad

Las discusiones navideñas son un clásico de la cena de Navidad, es el día en donde se junta toda la familia y salen a relucir viejos rencores, antiguas peleas, etc. Para que la fiesta transcurra en paz y nada empañe un día que debe caracterizarse por la alegría, algunas estrategias que ayudarán a evitar las discusiones.

1

Ver viejas fotos

La Navidad y la nostalgia están muy relacionadas. Por eso nada mejor que sacar viejas fotografías para disfrutar todos juntos en familia y así evitar que la tensión gane.

2

Mantener a los invitados ocupados

El ocio es un aliado de las peleas y discusiones. Por ello, una buena alternativa es encontrar para todos, o al menos para aquellos familiares más conflictivos, alguna tarea sencilla que los mantenga ocupados y alejados de la pelea. Por ejemplo, pedir a alguna tía que ayude con la salsa y a algún hermano que se ocupe de mantener frías las bebidas.

3

Preparar comidas especiales para todos

Muchas veces el foco de discusión se centra en que en esa noche tan especial no se puso sobre la mesa la ensalada preferida del tío o la carne del abuelo. Entonces pequeños comentarios irónicos de ellos que se sienten ignorados y dejados de lado, pueden encender la mecha de una pelea. Para evitarlo, es conveniente que los anfitriones tengan en cuenta estos detalles y se organicen platos que conformen a todos, cosa que nadie se sienta excluido. Para hacerlo más fácil y que no toda la responsabilidad caiga sobre una sola persona o familia, organizar que cada uno lleve algo e incluir en esas cosas los detalles pensados.

4

Incluir música

La música tiene el poder de calmar a las fieras. Por lo cual cuando la situación se torne tensa y la discusión y la pelea quieran apoderarse de la noche, poner música puede ayudar para que retorne el espíritu festivo. Si algún familiar sabe cantar y tocar la guitarra perfecto. El karaoke es otra cosa que se usa mucho, divierte y es ideal para salir de situaciones tensas.

5

Invitar a un extranjero

Cuando llega un extranjero y más aún cuando no habla el mismo idioma o no lo hace con mucha fluidez, todos se esfuerzan por hacerlo sentir bien, cómodo y explicarle las tradiciones, costumbres, etc. En este caso todos estarán tan enfocados en esto, que no tendrán tiempo para peleas y discusiones. Además cuando hay algún invitado de afuera, casi todos intentan hacer su mayor esfuerzo por comportarse, aunque siempre hay excepciones.

6

Invitar a un personaje divertido

En la actualidad hay muchas personas dedicadas al stand up, a los monólogos que son contratados para animar fiestas y reuniones. Obviamente que la cena de Navidad no es el mejor momento para llevar a una persona de estas, puesto que todos querrán pasar en casa con sus familias. Sin embargo, siempre hay en los alrededores algún amigo al que no le gusta pasar desapercibido, que siempre es el centro de atención y es gracioso. Invítalo a que pase la noche de Navidad y todo el ambiente será mucho más relajado y distendido.

Puntaje: 
Sin votos aún