La habitación

La habitación de un adolescente debe definir su personalidad y reflejar su estilo. Éste pasa mucho tiempo encerrado en su dormitorio y por ello debe ser un lugar confortable y agradable en el que le guste estar para estudiar, escuchar música, leer y recibir a sus amigos.

1

Camas fuertes y confortables

Los adolescentes en esta etapa pasan muchas horas del día reposando, ya sea pensando, escuchando música, descansando y por ello es muy importante que la cama sea confortable. Además también suelen juntarse con amigos y ser un tanto bruscos, saltar sobre la cama, por lo que es mejor que la estructura sea fuerte. Las piyamadas son una constante en este período, ya sean adolescentes mujeres o varones, por lo cual lo mejor es contar con varias camas y si el espacio es reducido camas marinera, cucheta, etc., hay muchísimas opciones de muebles funcionales para espacios reducidos.

2

Alfombras, almohadons y puff

Cuando se juntan con amigos o se dedican a estudiar o escuchar música, muchas veces eligen como espacio el piso, por ello, es mejor que la habitación cuente co una alfombra, almohadones y algunos puff. De este modo podrán usar el piso sin riesgo de que se enfríen y enfermen. Decorativamente los puff y las alfombras quedan muy bien, son prácticos y ocupan menos lugar que otro tipo de asientos.

3

Decoración de paredes

Las paredes de una habitación de adolescente debe marcar su estilo y personalidad. Para decorar las paredes además del color y los cuadros hay otras opciones como ser los graffitis, figuras, vinil, stencil, entre otras. Lo importante es que el adolescente participe activamente en la elección de la decoración, para que sea totalmente a su gusto.

4

Escritorio

En un dormitorio adolescente no puede faltar un escritorio. Es fundamental un espacio para que éste tenga todos sus materiales de estudio a la hora de trabajar cómodamente. Debe contar también con una buena luz y una silla ergonómica muy confortable.

5

Repisas

La habitación de un adolescente debe tener sí o sí algún tipo de sistema de almacenamiento y las estanterías, repisas, son una buena opción. Para ahorrar espacio en lugares chicos, las que van amuradas en la pared y ocupan todo el alto son una buena alternativa. Debe considerarse que sean en materiales fuertes, diseños modernos y colores que vayan acorde con el resto de la decoración.

6

El color

El color es un elemento clave en la decoración de una habitación adolescente. Debe combinarse el color de las paredes, con el de los textiles (ropa de cama, acolchados, alfombras, cortinados, cojines) con el del mobiliario, lámparas y demás elementos. Es importante tener en cuenta a la hora de la elección del color, los efectos de éstos en los que refiere a la concentración, la calma, etc., ya que cabe recordar que el adolescente pasa muchas horas encerrado en su habitación.

Puntaje: 
Sin votos aún