A causa de los cambios hormonales, por carencias nutricionales o manipulación emocional, los antojos existen y se dan en un 80 % de las embarazadas

antojos
Foto cortesía de 427 - Flickr.com

Quien no ha oído hablar alguna vez acerca de los antojos de las mujeres embarazadas, esos deseos irrefrenables de comer alguna cosa insólita en el momento menos oportuno (a la madrugada, por ejemplo). ¿Pero qué hay detrás de los antojos? ¿De qué se tratan? ¿Hay alguna evidencia científica que los justifique?

¿Qué son los antojos?

Son ganas desesperadas de comer determinado alimento que se presentan inesperadamente, de un momento a otro. Le suceden, aproximadamente, a un 80 % de las mujeres embarazadas.

¿A qué se deben los antojos de las embarazadas?

No hay ninguna evidencia científica que establezca con claridad qué causa los antojos de las embarazadas. Sin embargo, hay diversas teorías al respecto:

  • Carencias nutricionales
  • Hay expertos que sostienen que determinados antojos podrían aparecer por la necesidad del organismo de cubrir ciertas carencias nutricionales (vitaminas, zinc, oligoelementos, magnesio, electrolitos, etc.). Es decir que cuando el deseo de la mujer de comer cierto alimento se hace demasiado frecuente (por ejemplo: Ganas de comer algo salado indicaría una carencia de sodio), podría estar respondiendo a algún déficit en el organismo. Sin embargo, no hay consenso al respecto, ni suficiente evidencia que lo demuestre y esta teoría es refutada por sus detractores, diciendo que si las mujeres embarazadas desearan aquello que el organismo precisa, habría más antojos de frutas y verduras y menos de dulces y grasas.

  • Cambios hormonales
  • Los cambios hormonales que padece la mujer durante el embarazo podrían explicar también ciertas alteraciones en los sentidos del gusto y el olfato que explicarían el rechazo por ciertos alimentos y olores que antes eran aceptados y el deseo de otros inimaginables hasta ese momento. El aumento de insulina en esta etapa (el feto precisa glucosa para su crecimiento) explicaría el aumento del deseo de cosas dulces y carbohidratos.

  • Manipulación emocional
  • Desde el campo de la psicología hay quienes sostienen que los antojos pueden tratarse de una sana manipulación emocional por parte de la mujer embarazada hacia su entorno, para llamar la atención del mismo. Ya sea porque necesita mayor atención y la demanda de esta manera, o tan sólo porque quiere involucrar más a su pareja y familia en su embarazo y utiliza esas armas para hacerlo.

Sea por el motivo que sea, los antojos existen y muchísimas embarazadas los experimentan y no está mal en este período tan especial de sus vidas, que se hagan u alguien más les haga un mimo, un gusto satisfaciendo esos antojos. Pero siempre teniendo en cuenta que éstos deben ser complementados con una dieta balanceada, equilibrada y saludable.

Agregar comentario