Nutrientes esenciales para el crecimiento

Los niños requieren una gran cantidad de nutrientes que promueven el desarrollo y el crecimiento infantil. Entre ellos están:

Calcio

El calcio es un mineral que maximiza el crecimiento de los huesos durante toda la infancia y la adolescencia. Además, una pequeña cantidad de calcio en la sangre es necesaria para un ritmo cardíaco normal, la función de los músculos y la coagulación de la sangre.

Muchos niños no reciben el suficiente aporte de calcio según sus necesidades nutricionales. Según Keith-Thomas Ayoob, profesor asociado del departamento de pediatría en el Albert Einstein College of Medicine en Nueva York, los niños norteamericanos tienen carencia de este mineral y eso no es un buen augurio para la futura salud de sus huesos.

Los adolescentes están dentro del grupo de mayor riesgo por la baja ingesta de calcio en relación a sus necesidades. Esta deficiencia es particularmente peligrosa en esta etapa, puesto que el cuerpo está formando la masa ósea y es un factor de riesgo importante para el desarrollo de osteoporosis en la adultez.

Las necesidades diarias de calcio varían según la edad, según el Instituto de Medicina, los requerimientos son:

  • 1 a 3 años: 500 miligramos
  • 4 a 8 años: 800 miligramos
  • 9 a 18 años 1,300 miligramos

Según Ayoob, parte del problema de la carencia de calcio en los niños y los adolescentes se soluciona ofreciéndoles bebidas (yogures, por ejemplo) y bocadillos (flanes, postres lácteos, quesos) ricos en calcio, en vez de snacks y papas fritas.

Si bien los alimentos lácteos son las fuentes más concentradas de calcio, este también se encuentra en algunos productos vegetales como el jugo de naranja fortificado, algunos créales fortificados, jugos de soja.

Según sugieren algunas investigaciones, el consumo diario de calcio en una dieta equilibrada, contribuye en los adultos y también en los niños a lograr y mantener un peso saludable, así lo señala Rarback Rarback, directora de nutrición y profesora asociada en el Centro Mailman para el Desarrollo del Niño de la Universidad de Miami.

La vitamina D es fundamental para la correcta absorción del calcio y contribuye a la formación de huesos sanos y fuertes. Como la leche materna no aporta las cantidades necesarias, la Academia Americana de Pediatría aconseja que los lactantes ingieran suplementos líquidos de esta vitamina.

Proteínas

La proteína forma parte de los tejidos corporales, sus aminoácidos son la materia prima para la construcción de células y tejidos nuevos.

Estas se encuentran en todos los alimentos de origen animal y en algunos de origen vegetal, aunque en menor medida.

Las necesidades nutricionales de proteínas son altas durante la infancia y nuevamente en el período de crecimiento de la adolescencia.

Las necesidades diarias de proteínas son:

  • 1 a 3 años de edad: 13 gramos
  • 4 a 8 años de edad: 19 gramos
  • 9 a 13 años de edad: 34 gramos
  • 14 a 18 años de edad: 46 gramos las mujeres y 52 los hombres

En general, la carencia de proteínas no suele ser un problema en los niños. Con tan sólo 16 onzas de leche o 2 onzas de carne o un huevo se satisfacen las demandas de los niños hasta los 3 años.

Fibra

Los niños necesitan de fibra, al igual que los adultos, para una buena nutrición y crecimiento. Además, los alimentos ricos en fibra (granos enteros, frutas, verduras, legumbres) benefician el tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento y satisfacen por más tiempo al ser hidrato de carbono complejo

Según la Academia Americana de Pediatría para calcular las necesidades nutricionales de fibra en los niños, hay que sumar 5 gramos a la edad del niño, por ejemplo si éste tiene 2 años debe comer 7 gramos de fibra diariamente.

Pero no es necesario estar tan atentos a los gramos exactos de fibra en la dieta infantil, con ofrecerles una alimentación equilibrada rica en frutas, verduras, leguminosas y granos enteros a diario está bien.

Antioxidantes

Los antioxidantes, incluidas las vitaminas C, E, el betacaroteno y el mineral selenio, son sumamente importantes en la prevención de enfermedades crónicas en la adultez como ser el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Los antioxidantes combaten los efectos nocivos de los radicales libres y la única fuente son los alimentos como ser granos integrales, frutas y verduras de colores brillantes como las cerezas, las zanahorias, bayas, brócoli, arándanos, entre otros.

Anemia

Los niños requieren hierro para su crecimiento, los glóbulos rojos necesitan hierro para transportar oxigeno a las células y también tiene un rol importante en el desarrollo y la función del cerebro.

Rarback señala que la importancia del hiero es tal, que los efectos negativos de su carencia, aunque sea pequeña, en la cognición pueden ser irreversibles.

De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, la deficiencia de hierro es la más frecuente n los Estados Unidos.

Los alimentos de origen animal como ser carnes de ave, vaca, pescados, mariscos y vegetal como legumbres, espinaca, son ricos en hierro.

Ofrecer a los niños jugo de naranja, kiwi, tomate, fresas, ayuda a absorber al máximo el hierro ingerido de los alimentos.

Puntaje: 
Promedio: 4.2 (5 votos)