Frutas rojas

Los dientes con el paso del tiempo van perdiendo su blancura natural, pero además hay algunos hábitos como fumar y alimentos que los manchan y deterioran. Las bebidas muy frías o muy calientes son un ejemplo de ello, ya que expanden y contraen el esmalte, favoreciendo la acción de los pigmentos.

1

Café

El café es uno de los principales enemigos de los dientes blancos. Aquellas personas que lo beben con mucha frecuencia, tienen los dientes amarillentos o amarronados. Según un estudio realizado por especialistas en odontología de la Universidad de Chile, el café podría manchar los dientes por su contenido de ácidos clorogénico y cafeico. Para evitar que esto suceda sin dejar de beber café, una opción es beberlo con leche, de modo de atenuarlo un poco y otra enjuagar siempre la boca, ni bien se termina de beber.

2

Té negro

El té negro contiene taninos que manchan los dientes, por ello la recomendación es optar por otras variedades de té como el blanco o el té verde y siempre enjuagar la boca después de consumirlo.

3

Vino tinto

Si bien el vino tinto es un importante aliado de la salud cardiaca, no tanto de la bucal, ya que su contenido de latinos tiende a manchar los dientes y oscurecerlos. Para que ello no suceda, se recomienda al igual que con el té y el café, enjuagar la boca luego de beberlo. Según un estudio de la Escuela de Odontología de la Universidad de Nueva York, el vino blanco también mancha los dientes, incluso más que el té. Si bien las sustancias del vino tinto tiñen más el diente, el vino blanco posee ácidos que lo vuelven más poroso.

4

Sodas

En este tipo de bebidas dos factores son los que afectan el color de los dientes, el elevado grado de acidez y en las sodas oscuras los pigmentos. Según un estudio realizado por el doctor Mark Wolff, de la Escuela de Odontología de la Universidad de Nueva York, las bebidas deportivas debido a su acidez pueden ablandar el esmalte del diente y a sus fuertes colores mancharlo.

5

Frutos de color intenso

Los frutos rojos como los arándanos, fresas, cerezas, uvas, entre otros tienen importantes propiedades antioxidantes importantes para la salud, pero sus pigmentos naturales manchan los dientes.

6

Remolachas

Su fuerte color mancha los dientes, más aún cuando se consume en forma de jugo, donde se concentra mucho más el efecto colorante.

7

Salsas de colores

Las salsas como la soja, el aceto balsámico, salsa de tomate, Ketchup, entre otras, debido a su acidez y color también pueden afectar el color del esmalte dental.

8

Especias

Algunas especias como el azafrán, el curry o el pimentón muy utilizadas para aromatizar en gastronomía, también pueden manchar el esmalte.

Puntaje: 
Sin votos aún