Tratamiento contra arrugas

El envejecimiento de la piel es un proceso natural que ocurre a medida que pasa el tiempo; la piel pierde elasticidad, firmeza e hidratación. Sin embargo, es posible que podamos retardar este proceso si entregamos una hidratación adecuada para mejorar el tejido cutáneo, nutrientes y productos necesarios para lograr una piel sana y por sobretodo enlentecer la aparición de arrugas.

Al pasar de los años, vamos evidenciando cambios en nuestro cuerpo como son los signos de envejecimiento. La piel es la primera barrera de defensa de nuestro organismo por lo que se encuentra expuesta a todos los agentes nocivos del medio ambiente (ej: rayos UV), es por esto que es el órgano que nos permite ir viendo el paso del tiempo y si no se cuida de manera adecuada, puede resultar como uno de los más afectados. De ahí la importancia de cuidarla y nutrirla con los elementos necesarios para que siempre luzca radiante y tersa pese a su “mayoría de edad”.

Siempre se ha visto que son más las mujeres que hombres los que se preocupan por el paso del tiempo en su piel, pero es una verdad que todos se ven afectado por la aparición de arrugas, pero actualmente es un tema que está tomando cada vez más importancia en toda la población tanto femenina como masculina.

El envejecimiento es un proceso natural que debemos enfrentar, teniendo en cuenta que la piel se ve afectada por malos hábitos alimenticios (deficiente ingesta de frutas y verduras que entregan antioxidantes naturales y agua para la correcta hidratación del organismo), por factores naturales (producción normal de radicales libres que son eliminados si tenemos un buen balance antioxidante) y externos como son los famosos rayos UV. A largo plazo, esta exposición a los rayos ultravioleta provoca arrugas, manchas, pecas y lo más importante, puede dañar la piel a tal punto de causar melanoma y otros tipos de cáncer de piel.

Todas estas agresiones producen en la piel a lo largo del tiempo que ésta se debilite, se torne más fina y con surcos, lo que conocemos como las líneas de expresión.

Los componentes más afectados son:

Elastina: tal como su nombre lo dice es una proteína que se encarga de la elasticidad de la piel y es uno de los soportes más grandes de la misma.

Colágeno: fibra principal que entrega firmeza. Su poca producción genera una piel débil y más delgada. Es por esto la importancia de una adecuada ingesta de vitaminas ya que la vitamina C además se ser un antioxidante natural, es uno de los responsables de la síntesis de colágeno. Las fuentes principales de vitamina C son los frutos y vegetales verdes, especialmente los cítricos.

Glicosaminoglicanos: es una sustancia que se encarga de retener el agua y entregar los nutrientes para permitir la unión de los tejidos. Se ubica en la dermis (capa más profunda) y con el proceso de envejecimiento provoca que no entregue la humedad necesaria, formando una piel más seca de lo normal.

Prevención de las arrugas

Es necesario que el cuidado de la piel sea desde siempre y en forma continua. Dentro de estos cuidados lo más básico es la aplicación de protección solar durante todo el año ya que el envejecimiento cutáneo está relacionado directamente con la exposición solar. Mantener una dieta equilibrada, con una ingesta adecuada de frutas y verduras para la obtención de vitaminas y minerales para producir la acción antioxidante, consumir agua durante el día para mantener la hidratación del organismo y de la piel; lo recomendado son 2 litros de agua diarios, practicar actividad física que ayuda a la oxigenación de la piel y para eliminar toxinas a través de la transpiración (limpieza de cutis natural).

Todos sabemos que los cuidados de la piel de una mujer de 30 no son los mismos que una de 40 o más. Estas últimas necesitan saber que si es posible combatir los signos del envejecimiento cutáneo, aplicando productos que entreguen una óptima hidratación y que actúen directamente sobre ellas, como los productos que contienen ácido hialurónico que restaura la tasa de hidratación óptima, rellenando las arrugas de superficie, entre otros productos que se ofrecen en el mercado de la cosmética.

Agregar comentario