Apnea del sueño

Durante el embarazo 1 de cada 10 mujeres presenta algún tipo de trastorno del sueño. Somnolencia en el primer trimestre a causa de las altas concentraciones de progesterona, e insomnio en el tercero como consecuencia de la acidez estomacal, las frecuentes ganas de orinar y los calambres, son los más frecuentes. Pero uno que también puede aparecer es la apnea del sueño. Un trastorno respiratorio que se caracteriza por la interrupción de la respiración durante algunos segundos (aproximadamente 10 segundos) durante el sueño, tiempo en el cual deja de llegar oxígeno al cerebro. En casos más severos, el tiempo de interrupción de la respiración puede prolongarse hasta por 40 segundos, lo cual puede provocar ahogos, arritmia, inquietud o interrupción del sueño.

Causas

La presencia de este trastorno en el embarazo, puede deberse a los cambios hormonales propios del mismo, así como al aumento del tamaño del abdomen y la presión que ejerce el útero sobre el diafragma. En el embarazo, hay un aumento de progesterona, la que incrementa la inflamación de la garganta; así como de los estrógenos que favorecen la relajación de las vías circulatorias. Como consecuencia del estrechamiento de un área de la garganta y la relajación de músculos en la parte superior de la misma, puede detenerse la respiración durante algunos segundos.

Factores de riesgo

  • Obesidad
  • Diabetes gestacional

Síntomas

  • Fuertes ronquidos que suelen ir acompañados de jadeos o ahogos durante el sueño. El ronquido es producto del aire que intenta escapar a través de la vía respiratoria bloqueada (este es uno de los síntomas más frecuentes)
  • Dolores de cabeza matinales
  • Sensación de irritabilidad, alteraciones en el estado anímico o depresión
  • Sequedad de boca o garganta al despertar
  • Problemas de memoria y de concentración
  • Somnolencia diurno, facilidad para quedarse dormido durante los momentos más tranquilos del día

Consecuencias de la apnea del sueño

Según algunas investigaciones, la apnea del sueño durante el embarazo que no recibe tratamiento, puede causar riesgo cardiovascular y metabólico para el feto. Los bebés cuyas madres padecen este trastorno, tienen mayor riesgo de presentar bajo peso al nacer.

Ha sido comprobado que en las mujeres con apnea, los movimientos fetales disminuyen en un 50% durante la etapa de sueño no-REM y un 65% durante la etapa REM.

En la madre puede producirse un aumento de la presión arterial lo que puede conducir a una pre-eclampsia.

Tratamiento

La apnea del sueño durante el embarazo, suele desaparecer tras el parto, pero es importante el tratamiento para evitar riesgos en la salud del bebé. El principal tratamiento consta del uso de una mascarilla de ventilación a presión que impide las interrupciones en la respiración de la madre.

Puntaje: 
Sin votos aún