Anomalía del cordón umbilical

Arteria umbilical única
El bajo peso al nacer es una de las complicaciones de la arteria umbilical única

El cordón umbilical está integrado por una vena y dos arterias. La primera transporta oxígeno y nutrientes desde la placenta al bebé y las segundas devuelven los desechos del bebé a la placenta. Ésta los transfiere a la sangre de la madre y así son eliminados.

En determinados casos en lugar de desarrollarse las dos arterias, sólo se desarrolla una dentro del cordón umbilical y esto es lo que se conoce como arteria umbilical única.

Esta anomalía del cordón umbilical ocurre, aproximadamente, en entre el 0,2% y 1,22% del total de nacimeitnos y es más frecuente en los embarazos múltiples.

Causas y factores de riesgo

Se desconoce cuál es la causa de la arteria umbilical única y por ello es imposible prevenir la afección.

Es dos veces más frecuente en las mujeres blancas que en las afroamericanas. La diabetes incrementa el riesgo de la afección.

Diagnóstico

Frecuentemente esta afección es diagnosticada en el ultrasonido que se realiza, aproximadamente, en la semana 20 del embarazo. Gracias a las nuevas tecnologías, es muy sencillo para los técnicos detectar esta anomalía con esta prueba.

Qué sucede cuando hay arteria umbilical única

Cuando se presenta esta afección, en general la arteria presente se encarga del trabajo de la otra. Su tamaño suele ser mayor posiblemente por esa causa. La complicación más frecuente como consecuencia de esto, es que el bebé nazca con bajo peso.

Un porcentaje pequeño de bebés con arteria umbilical única, puede presentar otros problemas además del bajo peso al nacer. Pueden manifestarse anomalías en el corazón o los riñones del bebé.

Es probable que el médico indique una amniocentesis para descartar la posibilidad de alguna anomalía cromosómica. En caso de detectar una anomalía estructural asociada a la afección, debe proponerse un procedimiento invasivo de diagnóstico prenatal. En los casos de arteria umbilical única aislada, el procedimiento es realizar un seguimiento cuidadoso para monitorear restricción del crecimiento fetal.

Pronóstico

Lo bebés con graves anomalías congénitos y defectos cromosómicos pueden morir. Dos tercios de estas muertes ocurren antes del nacimiento. Los casos de bebés que mueren tras el parto están asociados a graves anomalías congénitas.

Los bebés con arteria umbilical única que no presentan anomalías estructurales cromosómicas asociadas, generalmente, tienen un pronóstico favorable.

Agregar comentario