Prevenir infecciones en el embarazo

Una situación normal pero aún consecuencia preocupante del embarazo es el hecho que las mujeres embarazadas son más susceptibles a la infección. Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Minnesota en Estados Unidos han identificado los mecanismos subyacentes de esta supresión fisiológica inmune que podría conducir a nuevas terapias para ayudar a prevenir las infecciones durante el embarazo.

En el embarazo, las células de supresión del sistema inmune, llamadas células T reguladoras, aumentan en número para proteger al bebé de un ataque del sistema inmunológico de la madre. Debido a que estas células están ocupadas protegiendo el desarrollo del bebé, las mujeres embarazadas no son capaces de frenar las infecciones causadas por una bacteria común que potencialmente podría causar una enfermedad seria, como es el caso de la Listeria o Salmonella.

Usando un modelo de embarazo de ratón, el doctor Sing Sing Way, profesor asistente del Departamento de Pediatría y Microbiología, y sus colegas del Centro de Enfermedades Infecciosas e Investigación Traslacional Microbiológica, han desarrollado un método para disociar los impactos beneficiosos y perjudiciales de las células T reguladoras de maternidad.

Especificamente, cuando la molécula inmunosupresora IL-10 es removida de las células T reguladoras, los ratones fueron capaces de combatir de manera más eficiente las infecciones contra los patógenos prenatales. Es importante destacar que la eliminación de la molécula IL-10 no tuvo ningún efecto negativo en el resultado del embarazo.

“Esta investigación ha identificado que las células inmunes críticamente requeridas para mantener el embarazo, también causan que las mujeres embarazadas sean más susceptibles a infección”, dijo Way. “Nuestros hallazgos también descubrieron una potencial terapia basada en la inmunidad que ampliamente puede aumentar la resistencia contra las infecciones durante el embarazo, sin comprometer los resultados del embarazo”.

Las mujeres embarazadas no siempre saben cuando tienen una infección, y en ocasiones los síntomas y signos comunes son enmascarados durante el embarazo, indicó Way. El tratamiento retrasado no solo puede dañar la salud de la madre, sino que también puede causar infección en el desarrollo del feto.

Los hallazgos fueron publicados en la edición de julio de Cell Host & Microbe. El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud. Dentro de los colaboradores se encuentran Jared Rowe y James Ertelt del Departamento de Pediatría y Microbiología, la Dra. Marijo Aguilera del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Salud de la Mujer, y el Dr. Michael Farrar del Departamento de Medicina de Laboratorio y Patología.

Agregar comentario