Foto cortesía de Luisus Rasilvi

La violencia doméstica uno de los males del siglo por el que transitamos. Una de las asignaturas pendientes de la raza humana, paradójico como a medida que vamos experimentando una mayor apertura, aceptación…globalización, se incrementan las cifras de una práctica que atenta directamente contra los derechos humanos y que pone de manifiesto lo explícito y latente que está la parte más animal e irracional del ser humano.

En un estudio(1) sobre una población de mujeres embarazadas de California se halló:

  • Un 16 % de las mujeres del grupo sufrió violencia doméstica (física, psicológica o sexual) durante el embarazo
  • Un 14% de las mujeres embarazadas golpeadas reportan golpes en el vientre
  • Es más frecuente en niveles socioeconómicos en desventaja
  • Es más frecuente eh parejas con historial de violencia doméstica
  • Un 8% reportó un aumento de la violencia al quedar embarazadas

Sí siempre, en cualquier caso, la violencia doméstica es deleznable, durante el embarazo lo es aún más. El riego explícito al que se enfrenta la madre y por supuesto el bebé, es vital.

¿Las razones?... sin ánimo de resultar subjetiva, creo que todos estaremos de acuerdo en que estamos ante "respuestas" más que razones y, ante "consecuencias". Pero nunca ante razones. La razón es en sí misma, contraria a la violencia.

Crisis previas, celos, drogadicción, alcoholismo y un largo etcétera que derivan en una tensión adicional por parte del padre o compañero de la madre que desencadena la violencia contra la madre.

Mujeres en riesgo

Si bien no hay nadie exento de sufrir la violencia doméstica en sus propias carnes, es cierto que, como en las enfermedades crónicas, conviene tener claro los grupos de riesgo especialmente para saber identificarse en el momento en el que comience a producirse y ser capaz de tomar medidas correctoras a tiempo.

  • Adolescentes: El colectivo entre 14-17 años con un embarazo no deseado
  • Mujeres con antecedentes de violencia doméstica frecuente
  • Unidades familiares de bajos recursos
  • Problemas de alcoholismo o drogadicción en el hogar
  • Falta de empleo

La muerte, un escenario muy probable

  • Sí, siempre la violencia doméstica tiene un elevado número de posibilidades de terminar en tragedia, durante el embarazo no iba a ser una excepción
  • Se trata de una agresión física y continuada sobre la madre y adicionalmente, sobre un ser en formación, vulnerable y muy frágil

Es por esto que entre las causas más frecuentes de la violencia doméstica durante el embarazo, conviene tener presente las siguientes:

  • Escaso aumento de peso
  • Infecciones renales y/o vaginales
  • Sangrados frecuentes
  • Traumatismos
  • Parto prematuro o aborto
  • Complicaciones frecuentes en el parto
  • Deficiente cuidado pre y post natal
  • Bajo peso en el bebé
  • Ruptura de bolsa anticipadamente
  • Hematomas en el feto
  • Muerte

Los hechos reales

Las mujeres embarazadas y violentadas están expuestas a la muerte provocada por la violencia más que por cualquier otra razón.

  • Los asesinatos son cada vez más frecuentes
  • La vida de la madre y del niño peligra seriamente
  • La violencia persiste tras el parto

La violencia doméstica es un atentado contra los derechos humanos y una actividad tipificada como crimen y no discrimina por razones culturales, económicas, religiosas, edad o nacionalidad.

Adicionalmente, la mujer debe tener presente que no es responsable de esa situación, únicamente tiene que ser responsable de alejarse de ella lo más rápidamente que pueda por ella misma y… por su futuro hijo.

Sitios para solicitar ayuda e informarse

Si usted es una mujer maltratada, esté embarazada o no, si sufre frecuentemente la violencia en su propio hogar y no sabe cómo terminar con esa situación.

A través de los siguientes sitios usted obtendrá ayuda:


(1) Violencia contra mujeres embarazadas, Roberto Castro. UNAM, 2004, México
Puntaje: 
Sin votos aún