Foto de Patricia Carambula

Edemas en el embarazo - Causas y recomendaciones

En los últimos meses del embarazo se producen edemas (hinchazón en pies, piernas, tobillos, etc.), la pesadez del útero es mucha, te sientes torpe y te ves fea. Pero hay un consuelo, esto pasa y es señal de que falta poco para conocer a tu bebé.
Edemas

El edema en el embarazo, es de las molestias más comunes y habituales que afecta a la gran mayoría de las mujeres grávidas, durante el último trimestre.

Se produce debido a la acumulación y retención de líquido en los tejidos, entre otras cosas, a causa de los cambios producidos en las propiedades de la sangre. Además, el útero a medida que crece y aumenta su volumen, presiona las venas de la pelvis, en particular, la que transporta la sangre desde las piernas y pies al corazón (la vena cava que se ubica en el costado derecho del organismo). Esta presión es la causante de que la sangre circule más lentamente, por lo cual ese fluido es retenido y se produce la hinchazón o edema en piernas, pies, tobillos y, con menor frecuencia, en manos y rostro, generalmente, al término del día.

Recomendaciones para aliviar los edemas

  • Poner los pies y las piernas en alto cuando se está descansando. Estando acostada, apoyar los pies sobre almohadones o almohadas y sentada, sobre una banqueta u otra silla
  • Recostarse para descansar y aliviar las piernas. Siempre hacerlo sobre el costado izquierdo, ya que en el derecho está la vena cava y se hace más presión sobre ella
  • No cruzar las piernas mientras se está sentada
  • Estirar frecuentemente las piernas cunado se pasa mucho rato sentada. Mover las piernas hacia delante, pararse en puntas de pie y subir y bajar así, para estirar la pantorrilla. Hacer movimientos circulares con los tobillos y mover los dedos del pie
  • Practicar actividad física asiduamente. Realizar caminatas ayuda a que circule la sangre
  • Utilizar zapatos cómodos. Es decir que no queden demasiado ajustados ya que cuando se hinchen los pies van a molestar mucho
  • Utilizar ropa cómoda y amplia, nada que se ajuste mucho al cuerpo e impida que la sangre circule
  • Utilizar medias que no tengan puño o elástico, o si lo tienen que no marque los tobillos, ni las piernas
  • Comer balanceado y evitar el exceso de sal
  • Tomar mucha agua. De este modo se elimina el líquido retenido y baja la hinchazón
  • Evitar estar parada mucho tiempo sin moverse
  • Realizarse suaves masajes que ayuden a aflojar los músculos y a que circule la sangre

Como ya se mencionó anteriormente, el edema es una de las molestias más habituales en el embarazo, tener un poco los pies hinchados, las piernas, manos y rostro, es algo normal durante los últimos meses. Si bien puede resultar algo molesto e incómodo para la mujer, no reviste gravedad y se puede mejorar siguiendo algunas recomendaciones sencillas.

Sin embargo, hay veces en las que el edema no desaparece ni siquiera con el descanso. En ese caso, podría ser un síntoma de una enfermedad más compleja: la pre-eclampsia.

Por lo cual, ante la presencia persistente y pronunciada de hinchazón alrededor de los ojos, en las manos, tobillos o pies, conjuntamente con visión borrosa y fuertes dolores de cabeza, hay que acudir de inmediato al médico para descartar posibles complicaciones.

Su voto: Ninguno Promedio: 3.3 (4 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.