Ruptura prematura de membranas

Las membranas son las capas de tejido que contienen el líquido amniótico. Éstas en condiciones normales se rompen al final de la primera etapa del trabajo de parto y es lo que se conoce bajo el nombre de romper bolsa o romper fuente.

Pero hay algunos casos en los que las membranas se rompen antes de que se empiece el trabajo de parto y es lo que se llama ruptura prematura de membranas. Cuando esto sucede la mujer entra en trabajo de parto de manera espontánea al cabo de 24 horas.

Cuando la ruptura se produce antes de las 37 semanas de embarazo, se denomina ruptura prematura de membranas pretérmino. Cuanto más temprano en el embarazo se de la ruptura de membranas, más grave será para la embarazada y su bebé.

Causas y factores de riesgo

  • Fumar
  • Infecciones en el útero, el cuello del útero o la vagina
  • Excesivo estiramiento del saco amniótico (esto puede pasar cuando hay más de un bebé o mucho líquido amniótico que ejercen presión sobre las membranas)
  • Mala alimentación
  • Antecedentes de ruptura prematura de membranas
  • Biopsias o cirugías de cuello uterino

Pero la gran mayoría de las mujeres que rompen membranas antes de tiempo no presentan factores de riesgo.

Síntomas

Pérdida de líquido de la vagina. Puede haber filtraciones lentas o salir de a chorros. Cuando la filtración es lenta, puede ser confundida con orina.

Tratamiento

  • Antes de la semana 34
  • Cuando la mujer rompe la fuente antes de la semana 34 es grave. Si no hay signos de infección, el médico puede optar por retrasar el trabajo de parto indicando reposo.

    Se administran esteroides para ayudar a que los pulmones del bebé crezcan con mayor rapidez, ya que el pronóstico será más favorable cuanto más tiempo tengan los pulmones para crecer antes del nacimiento.

    También se indican antibióticos que contribuyen en la prevención de infecciones. La futura mamá y el bebé serán seguidos de cerca por el equipo médico dentro del hospital. Una vez que los pulmones hayan crecido lo suficiente, puede inducirse el parto.

  • Entre las semanas 34 y 36
  • Cuando la ruptura de membranas se da entre estas semanas, es muy probable que el médico indique la inducción del parto, ya que es preferible que el bebé nazca antes de tiempo a que la madre contraiga una infección.

  • Después de la semana 37
  • Cuando las membranas se rompen pasada la semana 37, el bebé ya está listo para nacer y retrazar el parto en estas circunstancias, sólo incrementara la posibilidad de infección.

    El médico puede optar por esperar que la embarazada entre en trabajo de parto de manera espontánea o inducirlo con medicación. Las mujeres que dan a luz dentro de las primeras 24 horas posteriores a la ruptura de membranas, están en menor riesgo de contraer infección.

Puntaje: 
Sin votos aún