Grupo de trastornos en el sistema de coagulación sanguínea que en el embarazo puede incrementar el riesgo de aborto espontáneo, desprendimiento de placenta…

Trombofilias durante el embarazo

Las trombofilias son un grupo de trastornos en el sistema de la coagulación de la sangre que puede ser hereditarios o adquirirse (poco frecuente); la adquirida más común es el Síndrome antifosfolipídico.

Quienes la padecen este trastorno, son propensos a la formación de coágulos sanguíneos porque el cuerpo produce:

  • Excesivas cantidades de determinadas proteínas llamadas factores de coagulación sanguínea
  • Bajas cantidades de proteínas anticoagulantes que restringen la formación de coágulos

La prevalencia de las trombofilias hereditarias en Estados Unidos es del 15%.

Síntomas

En la mayoría de los casos de trombofilias no hay síntomas. Sin embargo, en algunas personas se desarrolla un coágulo sanguíneo o trombosis, donde no debería estar. En general los coágulos se forman en las venas de la parte inferior de la pierna y causan enrojecimiento, inflamación y malestar (trombosis venosa profunda).

Estos coágulos si se rompen y viajan por el torrente sanguíneo hasta los órganos vitales, pueden peligrar la vida de la persona (tromboembolia venosa). Cuando la tromboembolia venosa bloquea los vasos sanguíneos de los pulmones (émbolo pulmonar), pueden presentarse dificultades respiratorias e incluso la muerte. Las tromboembolias venosas que bloquean los vasos sanguíneos del corazón o el cerebro, pueden causar infarto o accidente cerebrovascular.

El desarrollo de coágulos es más probable cuando hay determinados factores de riesgo:

  • Embarazo o postparto (hasta 6 semanas después del parto)
  • Antecedentes familiares de tromboembolias venosas
  • Permanecer inmovilizado como consecuencia de una cirugía, fractura, enfermedad, etc.

Riesgos de las trombofilias en el embarazo

Las mujeres embarazadas como consecuencia de los normales cambios en la coagulación de la sangre propios de este período, están más en riesgo a las trombofilias. Pero hay estudios que señalan que por lo menos el 50% de las embarazadas que desarrollan alguna tromboembolia venosa o émbolo pulmonar, tienen una trombofilia subyacente.

Las complicaciones durante el embarazo asociadas a las trombofilias incluyen:

Las mujeres embarazadas que deberían someterse a un análisis para detectar una posible trombofilia son:

  • Las que tengan antecedente de coágulo sanguíneo
  • La que tengan antecedentes de complicaciones en el embarazo como ser preclampsia, dos o más abortos espontáneos, nacimiento sin vida, retraso en el crecimiento del feto
  • Antecedentes familiares de tromboembolia venosa antes de los 50 años

Tratamiento de la trombofilia en el embarazo

Las mujeres con una trombofilia que tienen antecedentes de coágulos, son tratadas generalmente con un anticoagulante durante el embarazo y el post parto.

Las que tienen formas graves de trombofilia hereditarias también son tratadas auque no tengan antecedentes de coágulos sanguíneos. En el embarazo se les administra, generalmente, un anticoagulante llamado heparina, que es seguro para el bebé y después del parto con un medicamento anticoagulante oral llamado warfarina, que es segura durante la lactancia.

Los casos de mujeres con síndrome antifosfolípido que presentan antecedentes de coágulos sanguíneos o pérdidas reiteradas de embarazos anteriores, pueden tratarse con anticoagulantes tanto durante el embarazo como durante el parto. En ciertos casos de síndrome antifosfolípido, los médicos recomiendan bajas dosis de aspirina conjuntamente con heparina.

Las mujeres embarazadas con tipos de trombofilia menos graves que no tienen antecedentes propios o familiares de coágulos sanguíneos, en general no necesitarían tratamiento.

Agregar comentario