Accidentes de los que nos debemos cuidar para no arruinar una salida

Que se rompa un tacón

Es la noche perfecta puede arruinarse con un pequeño accidente y simplemente no hay marcha atrás. Es por eso que hemos recopilado en un listado todos esos “accidentes” de los que nos debemos salvar en una noche perfecta. Simplemente ¡Cuidado!

1

Que se rompa un tacón

Es una de las pesadillas que a una mujer le puede pasar, lamentablemente es el accidente número uno de la lista porque es más común de lo que se cree. Solo queda tener mucha precaución al caminar y por dónde se camina. Si sucede podemos caminar descalzas o simplemente quedarse sentada, lamentablemente la noche ya no será la misma.

2

Que se malogre el maquillaje

Es otro de los accidentes más comunes pero del que muchas veces no descubrimos hasta que vamos al baño. Ya sea por la transpiración, agua o algunas lágrimas inesperadas el maquillaje se puede malograr. Si eres precavida seguramente en tu cartera encontrarás cómo arreglarlo, si no es el caso es mejor desmaquillarse o pedir auxilio a una amiga. Siempre te queda estar al natural.

3

Que se corra una media

Otra tragedia que nos arruina la noche, en este caso no existe otra solución que quitarse las medias y seguir adelante. Si se nos corre saliendo y hay tiempo para un cambio, pero si se corre en plena fiesta, mejor optar por quitársela y a soportar un poco de frío. Pero seguro sobrevivirás.

4

Que te derrames comida

Imagínate en una fiesta con un vestido y al comer derramas algo de comida o bebida sobre él. Seguro querrás que te trague la tierra, pero no va a suceder. Si puedes limpiarlo sin que se note siéntete afortunada, si no se puede trata de cubrir el accidente. Solo queda tener mucho cuidado cuando se bebe y se come.

5

Que alguien tenga el mismo vestido que tú

No solo sucede en las películas, también pasa en la vida real. En estos casos debes tomarlo con humor y evitar que las vean juntas si no quieres oír murmullos malintencionados o burlas. En estos casos la mayor distancia es la mejor.

6

Que te caigas

Esto si es literalmente un accidente. Los tacos y los nervios te pueden jugar una mala pasada y puedes terminar en el suelo. Solo te queda levantarse con dignidad y rogar que ni tú ni tu vestido se hayan dañado. Te aseguro que con el tiempo te reirás de esta “anécdota”.

Agregar comentario