Amigas tóxicas

La amistad es uno de los bienes más preciados y hay que cuidarla y abonarla diariamente para que no muera y esté saludable. Siempre aporta cosas positivas, salvo cuando una de las partes está mal y no tiene buenas intenciones. En estos casos se puede hablar de una amistad tóxica. Es importante conocer las características de una amiga de este tipo para alejarse lo antes posible.

Algunas de las características de las amigas tóxicas son:

1

Ejercen presión y manipulan

La amistad implica aceptar a la otra persona tal y como es. Respetar sus ideas, pensamientos y valores aunque sean diferentes a los de una. Si no es así, y en cambio una de las partes ejerce presión sobre la otra, manipula a su antojo para lograr sus objetivos, hay algo en la amistad que no está funcionando muy bien.

2

Te humillan

La amistad implica, entre otras cosas, resaltar y compartir los triunfos de tu amiga y poner el hombro para que llore sus fracasos. El hacerlo a la inversa, es decir resaltar los fracasos y esconder los triunfos, puede demostrar una envidia insana. Humillar a una amiga haciendo resaltar sus defectos o fracasos ante los demás o minimizando sus éxitos, no habla bien de la amistad.

3

Te involucran en problemas

Una amiga que con frecuencia te involucra en problemas, malentendidos, enredos, que te hace mentir para salvarse y te deja mal parada muy seguido, no es una buena amiga.

4

Te agobian

Una amiga tóxica es aquella que todo el tiempo te demanda, te agobia con llamadas, mensajes, pretende que siempre estés a su disposición sin importarle, ni respetar tus cosas. Es muy absorbente, celosa enfermiza y hace lo imposible para que no tengas otras amigas o relaciones e inclusive parejas.

5

No respetan tus tiempos

Una amiga tóxica es aquella que jamás respeta tus tiempos. Te planta, llega tarde, nunca cumple lo acordado. No responde cuando lo necesitas y sí pretende que tú siempre estés a la orden cuando ella lo requiere, sea la hora que sea y estés haciendo lo que estés haciendo.

6

No pueden guardar secretos

Una amiga siempre guarda los secretos. Si no se puede confiar en ella no es una buena amiga.

Las amistades tóxicas pueden tener las siguientes consecuencias negativas:

  • Causar baja autoestima
  • Aislar de otros círculos sociales y familiares que sí son saludables
  • Provocar sentimientos de culpa, insatisfacción. Hace que la persona se sienta todo el tiempo en falta
  • Causar angustia, ansiedad, temor e inseguridad
  • Causar agotamiento, mal humor, falta de energía

Cuando se está ante una amiga tóxica lo mejor es tomar distancia y alejarse. De lo contrario se corre el riesgo de caer en la red de una amistad tóxica que lejos de traer cosas positivas, daña, perjudica y resulta muy poco saludable.

Puntaje: 
Promedio: 3 (1 voto)