Disfraces para Halloween

Halloween por lo general es toda una algarabía, ya que es una de las fiestas más esperadas por los niños. La modalidad se está imponiendo en varias partes del mundo, no solamente en Estados Unidos, país de tradición por excelencia.

En las escuelas los niños se disfrazan y la celebración continúa luego por la zona en la que viven. Los disfraces de Halloween pueden ser muy variados y para que luzcan bien no es necesario que sean costosos o demasiado complicados. Hay ideas sencillas que sorprenden y encantan a los más pequeños y no hay que ser un profesional para poder confeccionarlos.

Teniendo en cuenta los disfraces más vistos para bebés se sugiere:

  1. Para niños

  • Vampiro: Se necesitará un pantalón negro, zapatos negros y una camisa blanca. Una tela negra larga se utilizará de capa. El maquillaje del rostro debe ser blanco. Los labios y el contorno de los ojos estarán pintados de negro. Se puede añadir en las comisuras de la boca, un poco de pintura negra y así se simulará la sangre. No deben faltar unos colmillos que se pueden conseguir en las tiendas de disfraces. En el hombro se puede pegar una pequeña rata de plástico o un murciélago
  • Fantasma: Es uno de los disfraces más sencillos, ya que se utiliza una sábana blanca que debe cortarse a la altura del niño. Solamente se deben realizar dos orificios en la zona de los ojos
  • Momia: Cortar una sábana vieja blanca en tiras e ir envolviendo al niño en ella
  • Para niñas

    • Bruja: Utilizar un vestido negro y zapatos del mismo color. Con una cartulina negra en forma de cono, confeccionar el sombrero. Colocarle estrellas o una cinta en la punta. Para preparar la peluca, cortar tiras de lana y abrocharlos con una grapadora. El complemento ideal es la escoba y el caldero. Éste último se puede confeccionar con un recipiente de plástico forrado de papel mache, sujetado en los extremos por un alambre negro y en la base se pueden colocar unos corchos pegados para que se pueda sostener
    • Pirata: Les encanta a las pequeñas y es muy fácil de realizar. Se necesita una camiseta a rayas de manga corta y un pantalón viejo al que se le efectuarán cortes irregulares hasta un poco por debajo de la rodilla. Un pañuelo del color que se quiera, lo ideal es que sea rojo se sujetará con un nudo en la nuca y se colocará también una cinta en la cintura del mismo color del pañuelo. El disfraz se complementa con un parche para el ojo y un garfio que se puede adquirir en las tiendas de disfraces o hacerlo en casa con cartulina y goma espuma
    • Araña: Se requiere una camiseta negra y unas medias largas negras para vestir todo el cuerpo. Cuatro pares de medias negras y algodón para rellenarlas. Se deben coser dos pares de medias a cada lado de la camiseta o las medias que cubren las piernas. Así se irán formando las patas de la araña. El rostro puede pintarse de negro

    La decoración de la casa también es importante para que los niños sientan el verdadero espíritu de Halloween y se compenetren en el papel de actores que les ha tocado al interpretar cada disfraz. Lo Los adultos también pueden disfrazarse para que la velada sea más divertida y los niños se sientan acompañados. Algo en lo que sí quisieramos hacer hincapié es en el tipo de maquillaje a utilizar en los niños, ya que algunos pueden ser irritantes y hasta tóxicos. Siempre consulte sobre los insumos que lo componen y sus posibles consecuencias en menores.

    Puntaje: 
    Sin votos aún