La matronatacion
La matronatación refuerza el vínculo con los padres

La matronatación es una de las actividades más placenteras que un bebé puede realizar junto a su madre. El contacto con el agua es un estímulo agradable para el niño, ya que al estar rodeado de agua, lo asocia con el vientre materno en el cual estuvo durante tantos meses.

En qué consisten las clases de natación para bebés y madres:

  • La duración de las clases es de aproximadamente media hora
  • Se utilizan elementos adecuados a cada edad como por ejemplo: Pelotas o tablas
  • La intención es reforzar el vínculo materno o paterno con el niño, otorgarle confianza y relajación

Características a tener en cuenta:

  • Esta actividad puede comenzar a ejercitarse cuando el bebé ha cumplido los cuatro meses
  • Hay que introducirlo en el medio acuático con suavidad y sin sobresaltos para que el bebé no cree una fobia al agua
  • La posibilidad de infecciones como otitis, resfriados o enfriamientos, son más comunes en un bebé que tiene contacto activo con el agua, por eso es conveniente esperar a los cuatro meses de edad cuando el niño ya tiene un sistema inmunológico más maduro

Cuáles son las ventajas:

  • Los bebés que comienzan a relacionarse con esta actividad desde temprana edad tienen mayor nivel de adaptación que un niño que lo intenta ya de grande
  • Los bebés están más relajados y duermen mejor
  • Al mantener contacto con otros niños, son más sociables y están de mejor humor
  • Aumenta su apetito
  • Los beneficios cardiovasculares y respiratorios que se evidencian con la natación en bebés, también son importantes y ayudan al desarrollo físico de estos
  • Les permite defenderse mejor de las infecciones
  • Aquellos bebés con problemas respiratorios o asmáticos se benefician mucho con la práctica de la matronatación

Algunas recomendaciones importantes para que los padres tengan en cuenta:

  • Más allá de que el bebé esté acostumbrado al agua cuando se baña, la piscina es un ambiente nuevo y muy grande que pueden despertar en el niño sensaciones de temor. Hay que introducirlo lentamente en este medio para que no se asuste. La rutina es importante para crear confianza con el agua
  • Comenzar con sesiones más cortas, ya que es altamente probable que el bebé se canse rápidamente ya que los juegos en el agua exigen mucho esfuerzo muscular y el bebé debe acostumbrarse de a poco a ellos. Quince minutos al día al principio son suficientes para crear un vínculo
  • La constancia es esencial para que el niño le tome cariño al agua
  • Hay que informarse muy bien sobre las condiciones del agua y el mantenimiento, ya que es un medio en el cual es muy sencillo contagiarse infecciones
  • Cuando la clase finaliza, el bebé debe bañarse, ya que el cloro de las piscinas puede irritar su piel
  • La natación en sí es una de las mejores actividades deportivas que existen
  • Los especialistas aconsejan que las mujeres embarazadas asistir a clases al menos dos veces por semana para aprender a relajarse y también para fortalecer los músculos del suelo pélvico, ya que tienen un rol sumamente importante a la hora del alumbramiento. Y ayuda a que se recuperen más rápidamente tras el parto
  • Es conveniente comenzar con la costumbre de nadar y luego ir acompañada del bebé cuando nazca
Puntaje: 
Sin votos aún