maternidad y trabajo
Dejar a tu bebé en buenas manos
flickr.com

Maternidad y trabajo al principio parecen no ir muy de la mano, trabajar y ser madre de un bebé pequeño no es sencillo. La adaptación a la nueva situación exigirá tiempo y esfuerzo. Puede ocurrir, incluso, que la madre se sienta culpable por tener que delegar el cuidado del bebé a otra persona. La separación inicial cuesta muchísimo, por ello, al momento de volver al trabajo es preciso dejar al bebé a cargo de alguien en quien se confía un 100 %. Eso le permitirá a la madre, salir a trabajar con la tranquilidad de que su pequeño hijo queda en las mejores manos.

El bebé pequeño es un ser totalmente indefenso, que requiere de una entrega total de su madre. Pero si ella debe volver al trabajo, inevitablemente no podrá ocuparse del bebé directamente todo el tiempo. Ello no la hace ni mejor, ni peor madre.

Manejar la culpa

Volver al trabajo es un momento muy difícil para la madre, un período especial en la vida tanto de ella como del bebé. Luego de haber pasado tres meses inseparables, deben separarse y eso genera miedos, dudas, incertidumbres, angustias. El bebé deberá adaptarse a pasar menos tiempo con su mamá y ella a encontrar un equilibrio entre su rol de madre y el de profesional.

Es muy posible que la madre trabajadora se sienta culpable al pensar en que se perderá momentos importantes en la vida de su bebé como ser: El primer “ajo” o tener que dejarlo cuando está enfermo. Es absolutamente normal que se sienta de esa forma, ya que está dejando lo más importante de su vida al cuidado de otra persona.

Para aliviar el sentimiento de culpa

  • Tener presente que volver al trabajo y dejar al bebé por un rato, no implica que durante ese período de tiempo se es menos madre. Si bien se está ausente, se delegan los cuidados esenciales del bebé en alguien de la más absoluta confianza a quien se le dejan precisas indicaciones de cómo hacer las cosas
  • Es conveniente analizar los motivos que llevan a retornar al trabajo. Separarse del bebé si bien puede resultar muy angustiante los primeros tiempos, es muy necesario. La maternidad va mucho más allá de estar presente todo el tiempo. La calidad en el tiempo es mucho más importante que la cantidad
  • Para facilitar el proceso de adaptación es conveniente hacerlo de modo progresivo. Para ello, un tiempo antes de la fecha acordada para volver al trabajo, es conveniente que la madre comience a ausentarse por breves lapsos. Así esto se tornara en una rutina y cada vez al regreso, es importante que la madre dedique un rato a estar con su bebé

Opciones para el cuidado del bebé

En la actualidad existen infinidad de opciones para las madres trabajadoras. Las guarderías privadas, las guarderías que están en los lugares de trabajo, los centros de estimulación temprana, así como personas que pueden ir a la casa del bebé y quedarse allí con él. Cada una de las opciones mencionadas, posee puntos a favor y puntos en contra, dependerá de cada pareja el decidir cuál es la más acertada.

En general, lo mejor es que sea solamente una persona la que asuma el cuidado del bebé mientras la madre está ausente y que esta ya lo conozca desde antes. Y dentro de lo posible, lo ideal es que el ambiente se mantenga estable, que no haya traslados ni cambios de casa.

La guardería es una opción, aunque implica traslados y que el cuidado del bebé recaiga en más de una persona, pero si no hay alternativa está es válida.

Al cuidado de una persona

  • Es la mejor opción cuando el bebé es pequeño, siempre y cuando se encuentre a la persona indicada
  • El bebé queda en un ambiente conocido y eso le otorga mayor seguridad
  • Para elegir a la persona adecuada, es fundamental tener en cuenta su experiencia anterior en el cuidado de niños, la responsabilidad y lo cariñosa que sea con el bebé
  • Para realizar la elección adecuada, es preciso pedirle a la persona que empiece a ir a la casa un tiempo antes de la vuelta al trabajo, para ver cómo se desenvuelve en el cuidado del bebé y para que ambos comiencen a conocerse
  • Es fundamental que haya absoluta confianza y que la persona escogida le genere a la madre tranquilidad y seguridad

En una guardería

  • El bebé estará al cuidado de personas capacitadas para ello. Sabrán qué hacer en casos de emergencia
  • Si se trata de una buena guardería, de seguro ofrecerá actividades que promuevan el desarrollo integral del bebé
  • Al convivir con otros niños, el bebé aprenderá a relacionarse con sus pares
  • Si la guardería queda cerca del trabajo, la madre podrá llegar rápidamente ante una emergencia

Seguir con la lactancia materna

Es fundamental que aunque la madre deba volver al trabajo, no por ello deje de amamantar a su bebé. No hay que olvidar que la lactancia materna es la clave para el desarrollo físico, intelectual y afectivo del bebé. La madre deberá organizarse para extraerse leche y conservarla de modo que quien cuide al bebé pueda darle el biberón en su ausencia. Además es importante que se asesore sobre la legislación sobre lactancia materna vigente en su país y haga respetar sus derechos de lactancia en el trabajo.

La lactancia materna además de brindarle enormes beneficios al bebé, dará a la madre una enorme satisfacción y la posibilidad de, aún ausente, cuidar a su hijo a través de su leche.

Puntaje: 
Sin votos aún