Quemaduras
El agua hirviendo puede resultar peligrosa para el niño

Las quemaduras son uno de los accidentes que ocurren con mayor frecuencia, precisamente, la principal causa de muerte entre los niños de 5 y 9 años son los accidentes domésticos entre los que se incluyen las quemaduras.

Las quemaduras son lesiones producidas por un agente físico (electricidad, líquidos calientes, vapor, fuego, productos químicos) que a través del calor destruye parcial o totalmente la piel. El daño se produce a partir de que la temperatura llega a los 44º C y progresa a medida que aumenta.

¿Cómo se queman habitualmente los niños según la edad?

  • Los menores de 5 años: Se queman, habitualmente, con líquidos calientes en su hogar (generalmente en la cocina) y en presencia de sus padres
  • Los mayores de 5 años: También con líquidos calientes en su hogar, pero al comenzar la escuela y tener más actividades fuera de su casa, se ven expuestos a otro tipo de riesgos como ser el fuego, la electricidad, los productos químicos, etc.

Tipos de quemaduras

Primer grado

La quemadura de primer grado es aquella que afecta solamente la capa más superficial de piel y que se manifiesta con un ligero color rosado o rojizo. Aunque pueden ser dolorosas, no forman ampollas, pero sí puede aparecer malestar generalizado, fiebre y dolor de cabeza. Un claro ejemplo de este tipo de quemaduras lo constituyen las quemaduras solares, por lo cual es fundamental proteger muy bien la piel de los niños de los nocivos rayos del sol. Para aliviar las molestias producidas por este tipo de quemaduras, dejar que corra agua fría por la zona o colocar paños fríos y luego aplicar alguna crema humectante. Y ofrecer muchos líquidos para prevenir la deshidratación.

Segundo grado

Las quemaduras de segundo grado se caracterizan por presentar ampollas sumamente molestas y dolorosas, en tanto la piel toma un tono rojo brillante (piel en carne viva como se dice popularmente) con zonas manchadas amarillentas. En este caso lo aconsejable es sumergir la zona afectada en agua durante, aproximadamente, unos 20 minutos, luego dejar secar y una vez seca, colocar un ungüento con antibiótico. La ingesta de líquidos para evitar la deshidratación también es importante en este caso.

Tercer grado

En las quemaduras de tercer grado, la piel tiene una coloración roja, blanca o inclusive hasta puede llegar a estar ennegrecida como carbonizada, parecer cuero y haber necrosis. Puede no existir dolor ni molestia alguna a causa de que es posible que las terminaciones nerviosas hayan sufrido importantes daños como consecuencia de la quemadura. En estos casos es primordial acudir de inmediato al centro de salud más cercano, colocar entre tanto un paño limpio sobre la herida y no intentar desvestir al niño puesto que la ropa se pega a la piel y al intentar quitársela se puede arrancar y empeorar la situación.

Cómo actuar dependiendo del caso

Sin lugar a dudas que lo mejor es prevenir y minimizar, al menos dentro del hogar, los riesgos de que el niño pueda sufrir cualquier tipo de quemadura o accidente. Pero en el caso de que de todos modos se produzca, es conveniente saber cómo actuar frente a este tipo de emergencias.

Algunas sugerencias:

  • Quemadura con la plancha o salpicadura con líquido caliente: Dejar que corra agua fresca por la zona afectada durante, aproximadamente, 10 minutos y luego dejar secar al aíre libre
  • Quemadura de electricidad: No tocar al niño mientras esté en contacto con la electricidad, cortar la energía bajando todas la llaves eléctricas. Si permanece inconsciente practicar las maniobras de reanimación de primeros auxilios, mantenerlo calentito y llamar a la emergencia médica cuanto antes. Si está consciente observar si ha sufrido quemaduras, de qué tipo son y dejar correr agua fría sobre las mismas por un buen rato y esperar a que llegue el doctor
  • Quemaduras con productos químicos: Dejar correr agua fresca sobre la herida por unos 30 minutos. No colocar jabón, pomadas, ni nada por el estilo. Si hay ropa pegada no intentar quitarla, sólo cubrir la quemadura con una gasa limpia y seca, abrigar al niño y esperar a que llegue el médico
Puntaje: 
Promedio: 3 (1 voto)