Los juegos del parque

En el parque el niño podrá disfrutar de juegos que no solamente lo divertirán, sino además beneficiarán su desarrollo. Pero hay que tomar algunas precauciones, puesto que algunos pueden ser peligrosos.

Toboganes

  • Estimulan
  • Este juego ayuda a estimular el sistema vestibular del niño, responsable de su equilibrio. Es importante que se tire desde el tobogán en distintas posiciones e investigue cómo hacerlo.

  • Medidas de precaución
  • Aquellos toboganes que midan más de 1 metro deberán contar con baranda y plataforma. Es importante enseñar al niño que las escaleras son sólo para subir.

Columpios

  • Estimulan
  • Son ideales para que el niño desarrolle la tolerancia al mareo, fortalecen el cuello, la espalda y ayudan a corregir malas posturas y mantenerse derecho.

  • Medidas de precaución
  • Los niños pequeños deben usar los columpios con respaldo y baranda frontal. Las cadenas en estos casos además deberán estar recubiertas de plástico para evitar accidentes en los deditos. Es importante enseñar al niño a mantenerse alejado mientras otro niño se está columpiando para evitar fuertes golpes.

Túneles

  • Estimulan
  • Ayudan a reptar, gatear lo cual favorece el desarrollo de los hemisferios cerebrales y contribuye a crear tolerancia hacia los espacios cerrados.

  • Medidas de precaución
  • Previo a que el niño ingrese revisar que no haya nada que pueda ser peligroso o desagradable. En algunos de éstos puede que dejen agujas, vidrios o incluso excremento de algún perro.

Mallas para escalar

  • Estimulan
  • Este tipo de juegos ayudan a entrenar la coordinación bilateral, es decir usar una mano y la pierna contraria al mismo tiempo, algo fundamental para los juegos y deportes.

  • Medidas de precaución
  • Previamente revisar que las cuerdas estén en buen estado y nunca dejar que el niño esté, si hay muchos otros en el juego porque puede resultar peligroso. En tal caso enseñarle a esperar su turno.

Balancines

  • Estimulan
  • El equilibrio, fortalecen la espalda, ayudan a aprender a controlar la velocidad

  • Medidas de precaución
  • Deben tener reposapiés y amortiguación para cuidar la espalda e impedir que salgan despedidos del juego.

Jugar en el parque reporta varios beneficios para el niño, entre ellos:

  • Mejora el control de su cuerpo
  • El niño hasta los 5 años desarrolla sus habilidades motoras y gracias a ellas podrá realizar actividades cada vez más complejas que requieran de habilidades mayores. El jugar en el parque, le ayuda a adquirir fuerza y destrezas en diversos grupos musculares.

  • Adquiere seguridad en sí mismo
  • El realizar actividades repetitivas una y otra vez mientras juega en el parque, le ayuda a sentirse más seguro de sus capacidades y habilidades, lo cual refuerza su autoestima.

  • Socializa
  • Después de los 2 años, el niño comienza a adquirir habilidades sociales que incluyen el esperar el turno, jugar en grupo, etc., este tipo de cosas se ven muy favorecidas y estimuladas en el juego en el parque con otros niños.

Puntaje: 
Promedio: 4 (1 voto)