Es uno de los problemas más comunes en el lenguaje infantil

Dislalia Infantil

La dislalia infantil es uno de los problemas más frecuentes del lenguaje en los niños, un trastorno en la articulación de los fonemas. Se presenta generalmente entre los 3 y los 5 años de edad.

La dislalia evolutiva es la que se presenta en la etapa de desarrollo del lenguaje infantil, en la cual el niño es incapaz de repetir por imitación las palabras que oye y lo hace incorrectamente fonéticamente. Tiene varias fases dentro del desarrollo del lenguaje infantil y termina cuando logra pronunciar de manera correcta todos los fonemas.

Cuando un niño de menos de 4 años manifiesta errores en la pronunciación se considera como normal, ya que es parte del desarrollo del lenguaje infantil. En esta fase la dislalia evolutiva no necesita tratamiento, ya que la adquisición del lenguaje se encuentra en una fase de maduración. Pero cuando el problema perdura más allá de los 4 años, es necesario consular a un profesional en lenguaje y audición.

¿Cuándo se diagnóstica la dislalia infantil?

La dislalia se diagnostica cuando el niño sustituye una letra por otra o no pronuncia las consonantes. Es decir cuando la incapacidad de pronunciar correctamente los sonidos del habla es anormal para la edad y etapa del desarrollo.

Tipos de dislalia infantil:

  • Dislalia evolutiva
  • Se trata de la dislalia que se presenta en la fase del desarrollo del lenguaje cuadno el niño no es capaz de repetir por imitación las palabras que oye correctamente. En la evolución normal, estas dificultades se superan y si perduran luego de los 4 años se considera que la dislalia es patológica. Es decir que cuando el niño comienza la etapa escolar tiene que tener un habla inteligible aunque existan algunos errores normales como con los sinfonemas y la “r”. Pero a los 5 años el niño debe haber adquirido todo el cuadro fonético.

  • Dislalia funcional
  • Es la más común y se determina por el mal funcionamiento de los órganos articulatorios. El niño no hace vibrar la lengua para pronunciar la doble “r” y suele remplazar la “s” por la “z” o la “r” por la “d”.

  • Dislalia orgánica
  • El niño tiene dificultades para articular algunos fonemas por problemas orgánicos. Se manifiesta en los niños cuando hay alteraciones en las neuronas cerebrales, lesiones del sistema nervioso, anomalías anatómicas o malformaciones en los órganos del aparato fonador.

  • Dislalia audiógena
  • Se trata de dificultades originadas por problemas auditivos. El niño es incapaz de pronunciar de manera correcta los fonemas porque no oye bien (audición defectuosa). En determinados casos se requiere el uso de prótesis.

Agregar comentario