Foto de Patricia Carambula

Guía práctica para entender la dentición de tu bebé

El amor y los mimos de papá y mamá, son la mejor medicina para aliviar el dolor en las encías
La denticion de tu bebe
flickr.com

La dentición de los bebés (aparición y crecimiento de los dientes denominados “de leche” a través de las encías del bebé) es un proceso doloroso que lleva años. Esta etapa es de sentimientos encontrados, mientras que los padres se enorgullecen al descubrir el primer diente de su hijo, éste se halla molesto e irritable por tal situación.

La edad de la dentición comienza generalmente entre los 4 y seis meses y se extiende, en algunos casos, hasta los 3 años. Obviamente, que estos datos surgen de la media y siempre hay diferencias en el desarrollo individual de cada niño. Hay bebés a los que, de manera prematura, su primer diente les sale a los 3 meses mientras que a otros, tardíamente, al año.

Los primeros dientes en aparecer son los dos incisivos frontales inferiores (entre los 5 y los 9 meses). Al cabo de uno o dos meses más, siguen los dos frontales superiores.

Aproximadamente 4 semanas después, los incisivos laterales superiores y luego los inferiores. Los primeros molares se hacen presentes, generalmente, a los 2 años y son los que causan mayor incomodidad. En general, a los 30 meses de edad se competa la dentición del bebé, y las 20 piezas dentales temporales relucen dentro de su boca.

Signos visibles de la cercanía del primer diente

  • Los bebés que están por cortar diente están más babosos
  • Llevan a la boca y mordisquean todo lo que encuentran (generalmente la mano cerrada)
  • Presentan mayor irritabilidad
  • Manifiestan llantos inexplicables
  • Presentan falta de apetito
  • Tienen las encías inflamadas

Si bien el proceso de aparición de los dientes es natural, es muy molesto y doloroso para el bebé. Cada uno lo experimenta de diferente manera, para algunos será sumamente incómodo y lo demostrarán estando muy irritables, mientras que para otros será más llevadero y las molestias serán mínimas. Pero en uno u otro caso, los padres deben saber de qué forma ayudar a su bebé.

Cómo aliviar el dolor de encías del bebé

  • Ofrecerle mordillos u objetos fríos
  • Ofrecerle juguetes de goma dura
  • Ofrecerle líquidos fríos
  • Frotarle con suavidad las encías con una gasita sumergida en agua helada
  • En caso de que esté muy molesto se le puede dar el mismo medicamento antitérmico que se le da para bajar la fiebre o aliviar cualquier molestia
  • Existen productos especialmente indicados para las molestias en las encías de los bebés, pero siempre es necesario consultar antes al pediatra, ya que algunos no recomiendan su uso
  • Mimarlo y darle mucho amor siempre es una buena opción que reconfortará al bebé

La higiene es anterior a la aparición de los dientes

La higiene bucal es un hábito que los padres deberán adquirir, mucho antes de que aparezca el primer diente en la boca de su hijo. Los odontólogos recomiendan limpiar las encías de los bebés con una gasa húmeda, luego de cada mamada o mamadera. Una vez que los primeros dientes salen, es importante cepillarlos con agua, e intentar que no se duerman con la mamadera en la boca. En el mercado hay disponibles cepillos de dientes adecuados para las distintas edades. No es necesario utilizar dentífrico, sino hasta que la dentición temporal está completa (alrededor de los 3 años).

Si bien la primera dentición es temporal, es fundamental en primer término, incorporal el hábito de la higiene desde el principio. Y en segundo, las caries también pueden atacar a los dientes de leche, acelerando el proceso y haciendo que se caigan antes de tiempo. Lo que va a repercutir en movimientos en la dentadura, los dientes que quedan se corren para los lugares vacíos, que tendrá como consecuencia que los dientes permanentes salgan torcidos o en el sitio que no les corresponde.

Mitos en cuanto a la aparición de los primeros dientes

Si bien es muy popular entre las abuelas, tías, gente mayor en general, la teoría de que los bebés que están cortando sus primeros dientes pueden presentar fiebre, esto no es más que un mito. La aparición de los dientes no causa ni fiebre, ni diarrea, ni resfrío, como suele decirse habitualmente. Lo que sucede, es que el proceso de la dentición es largo, por lo cual es posible que en el transcurso del mismo, coincida alguna enfermedad del bebé con la aparición de un diente.

Su voto: Ninguno Promedio: 3.5 (2 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.