Foto de Patricia Carambula

Socialización: Cómo ayudar a los niños en este proceso

La influencia de los padres y del entorno es fundamental para que el proceso de socialización del niño sea bueno.
Socializacion - consejos
Foto cortesía de crantioquia

El proceso de socialización del niño

En el proceso de socialización el niño adopta elementos sociales y culturales de su entorno integrándolos progresivamente a su identidad para de ese modo adaptarse a la sociedad y ser un ser social.

Durante el mismo, aprende que es lo aceptado socialmente y aquello que no lo es en su comportamiento, comienza a acatar reglas y normas que lo ayudarán a vivir en sociedad. En este proceso participa como primer agente de socialización la familia, como segundo la escuela y por último, la sociedad propiamente dicha.

El niño debe superar en el proceso de desarrollo varias etapas, cada una de las cuales contribuye q que su personalidad se establezca. Es por eso que es preciso que los padres desde muy temprano otorguen confianza a través de cuidado y el amor, generando así una situación de bienestar, para que a medida que crezca sea un ser seguro, con una fuerte autoestima, lo que traerá como consecuencia que haga un buen proceso socialización.

Alrededor de los tres años es cuando están dadas las condiciones físicas y psicológicas para que el niño comience a socializar, caminar sin problemas, hablar, y razonar, de modo que esté apto para interactuar por primera vez con otros. Sin embargo, si los padres no promueven las condiciones previas, generando confianza por medio del cuidado y el amor, es muy posible que el proceso de socialización se vea dificultado por conductas como la inseguridad, falta de autoestima, dependencia, que manifiesta el niño.

Es fundamental tener presente que la influencia familiar y del entorno es fundamental en el proceso de socialización del niño y que puede contribuir al desarrollo del mismo de manera positiva o negativa. Por ello, es preciso que los padres sean autocríticos y reflexionen en que se pudieron equivocar, si su hijo presenta problemas para socializar con los demás.

Algunas sugerencias para facilitar la socialización del niño:

  • Promover situaciones en la que se vea fomentada la autoestima del niño, aplaudiendo y felicitándolo cuando se desenvuelve bien y logre objetivos
  • Estar en permanente contacto con los educadores para saber cuál es el comportamiento de niño en la escuela, si allí se relaciona bien con otros niños o si presenta dificultades de socialización para poder ayudarlo a superarlas
  • Promover que el niño participe de actividades grupales (teatro, danza, etc.) o deportivas (el ejercicio físico además de ser muy beneficioso para la salud, para el organismo, ayuda a la socialización del niño, le enseña a formar parte de un grupo, a respetar las reglas, a buscar soluciones en conjunto con sus compañeros y a obtener objetivos comunes)
  • Concurrir habitualmente con el niño a lugares donde haya otros niños (plazas, cumpleaños, reuniones, actividades culturales infantiles, etc.)
  • Tener la iniciativa de invitar habitualmente a amiguitos de su edad a jugar en la casa o a salidas al parque o a otros lugares
  • Es muy importante tener presente que sobre todo cuando los niños no son conocidos, les lleva un rato entrar en clima y lograr jugar animadamente. Por ello es fundamental darles el tiempo necesario, auque en breve se deba cortar el encuentro, es preferible y positivo que se queden con ganas de seguir jugando antes de que se aburran de hacerlo
  • No obligar al niño a participar en juegos o actividades con otros niños, si manifiesta no tener ganas o no querer, ya que puede resultar mucho peor, él decidirá cuando es el momento de hacerlo
  • No escoger por el niño su compañero de juego u obligarlo a jugar con quien él no quiere
  • Enseñarle a ser generoso, a prestar sus juguetes y compartir todo con sus amigos, de este modo se facilitará muchísimo el momento en que entre en contacto con otros niños, ayudando a su socialización sea más sencilla y llevadera
  • Es bueno y positivo que el niño comparta y juegue con niños más grandes, siempre que sea sanamente, es decir que éstos no utilicen al niño menor para burlarse, molestarlo, agredirlo y divertirse a costa suya
  • Jamás un padre o cualquier adulto deberá intervenir en una pelea o conflicto infantil salvo que sea una situación muy complicada donde exista riesgo físico o emocional por ejemplo. De lo contrario dejar, aunque observando de cerca, que entre ellos resuelvan sus cosas
  • Los padres son los primeros agentes de socialización para el niño y el ejemplo de ellos, por ello es fundamental que prediquen con el ejemplo siendo ellos seres sociales, que gustan de juntarse con amigos, asistir a eventos, reuniones donde hay mucha gente etc. haciendo partícipe al niño de todas ellas
Su voto: Ninguno Promedio: 3.3 (12 votos)
1 comentario

Anónimo

Foto de Anónimo

muy bn esta pagina. hay q tenerlo en cuenta--

  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.