Cuentos infantiles

Los libros de cuentos tradicionales, clásicos, aquellos que transcienden generaciones, los mismos que te contaban cuando eras niño y ahora tú cuentas a tus hijos, siempre conllevan una moraleja, una reflexión. Es decir aportan alguna enseñanza que puede ser aplicada a la vida diaria del niño y de su entorno.

Los cuentos clásicos, esconden claves simbólicas que actúan tanto a nivel consciente como inconsciente en la mente del niño, aportándole una útil enseñanza para su vida.

Problemas existenciales

El escritor y psicólogo infantil austriaco en su obra Psicoanálisis de los cuentos de hadas, analiza como muchos de los cuentos tradicionales infantiles de occidente plantean un problema existencial. Por ejemplo la soledad, la necesidad de ser amado, el miedo al rechazo, el temor a la muerte, etc.

En estos cuantos no se plantea una vida fácil, pero sí el concepto de que esforzándose se puede salir adelante y superar los obstáculos. Para lograr el final feliz el protagonista deberá sortear una serie de dificultades: Ser más inteligente que la bruja, más valiente que el gigante, aceptar la ayuda del cazador (en la simbología psicoanalítica representa al padre), etc.

Los mensajes que transmiten estos cuentos suelen girar entorno a los siguientes preceptos: El bien triunfa sobre el mal, el esfuerzo tiene su recompensa, los seres mágicos existen, etc.

Este tipo de ilusiones son muy necesarias en las primeras etapas del niño y al este identificarse con el personaje y pedir que le repitan una y otra vez la historia, los mensajes llegan.

El niño tiene la capacidad de extraer de cada una de este tipo de historias fantásticas justo lo que necesita para comprender lo que está ocurriendo en su vida y así superar las dificultades y los miedos.

Las lecciones de algunos cuentos clásicos

  • Caperucita Roja: Enseña a que en el mundo existen personas malas como por ejemplo el lobo, pero que la mayoría son buenas como el cazador que ayuda a Caperucita a salvar a su abuelita
  • El patito feo: A no sentirse rechazado por ser diferente porque detrás de esa diferencia se puede esconder algo maravilloso, como el hermoso cisne detrás del patito feo
  • La Cenicienta: Ayuda a comprender la envidia y cómo no conduce a nada bueno
  • Los tres cerditos: Ayuda a entender que la ley del mínimo esfuerzo no sirve, que para obtener buenos resultados hay que esforzarse mucho
  • Hansel y Gretel: Ayuda al niño a superar el miedo permanente a ser abandonado por sus padres

Para seguir interiorizándose en cómo actúan los libros infantiles en la mente del niño, recomendamos leer la segunda parte.

Puntaje: 
Sin votos aún