Cuentos infantiles

Continuando con la entrega de cómo actúan los cuentos infantiles en la mente de los pequeños, veremos qué les enseñan los personajes buenos y malos; qué tipo de cuentos son ideales para cada edad, etc.

En los cuentos para niños los personajes son 100% buenos y 100% malos, si bien sabemos que esto escapa de lo que son las personas en la vida real, en la mente del niño no pueden existir ambigüedades, ellos necesitan referentes claros, para poder así identificarse con lo que está bien y lo que está mal y con lo que es correcto y lo que no.

El personaje del bueno

El bueno suele ser generalmente con el personaje con el cual se identifica el niño y que aunque puede equivocarse, como es el caso de los Tres Cerditos que eligieron hacer el mínimo esfuerzo, reconocen sus errores y aprenden la lección.

El personaje del malo

En general el personaje del malo suele estar representado como feo, malo, maleducado, con voz y risa de malvado, lo cual contribuye a que el niño no se sienta identificado con él.

El personaje del héroe

Es el personaje que llega para salvar o ayudar al personaje del bueno en algunos casos. En otros es el propio personaje del bueno que se transforma en el héroe.

Los amigos del personaje bueno

Son los personajes que acompañan y ayudan al bueno siempre.

El lacayo del personaje malo

El malo como es tan malo no tiene amigos, si en general un súbdito, un sirviente, que por alguna causa le obedece ciegamente porque no sabe qué es lo correcto.

En la actualidad también hay algunos cuentos y personajes que transmiten valores y ayudan al niño a resolver sus conflictos.

Pero no sólo los cuentos de los libros son buenos para los niños, también las anécdotas familiares o los cuentos inventados en el momento pueden ser excelentes.

Anécdotas familiares llevadas a cuento

Hasta la anécdota más cotidiana puede ser fascinante para los niños si es contada con entusiasmo y suspenso. Eso sí en el caso de los niños de entre 1 y 3 años, es importante respetar siempre el orden y las mismas palabras de la historia, ya que aunque la hayan escuchado miles de veces querrán hacerlo de nuevo, pero en el mismo orden y con las mismas exactas palabras, ya que así pueden predecir lo que sucederá a continuación, lo que les produce mucha seguridad.

Es importante que sean los padres los que motiven y estimulen la curiosidad del niño por los cuentos, para así fomentar el interés y el hábito por la lectura.

Libros indicados según la edad (de 0 a 5 años)

  • 0 a 1 año
  • Para los niños pequeños lo recomendable son libros de tela, plástico flexible, goma eva, con imanes grandes y coloridas y sin texto. Pueden incluir diferentes texturas y formas, ya que les gusta mucho experimentar con sus manos.

  • 1 y 2 años
  • Para los niños de entre 1 y 2 años, se aconsejan libros que tengan escenas de la vida cotidiana: La familia, juegos, el parque; con secuencias de imágenes. Libros en los que ellos puedan participar como por ejemplo levantando alguna solapa que descubra una imagen oculta, etc.

  • 2 y 3 años
  • Para estos niños los libros con una historia que tiene un comienzo, un desenlace y un final; en la cual se planteen situaciones similares a las vivencias cotidianas de ellos: Ir a la escuela, el miedo a la oscuridad, etc. De narración simple, con juegos para aprender cosas como los colores o los sonidos de los diferentes animales.

  • 3 a 5 años
  • Los cuentos de fantasía, de princesas, de héroes, acción y aventuras. Igual pueden ser libros de colorear o con temáticas como la vida animal, el cuerpo humano, los números, etc. Ya el próximo paso será el reconocimiento de las letras y la lectura de las primeras palabras a partir de la escolarización.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)