Gemelos
Gemelos
Flickr.com

El embarazo gemelar o múltiple es en el que dos fetos se desarrollan simultáneamente en un mismo útero. Este tipo de embarazos suelen ser considerados de alto riesgo y no es lo más común que se produzcan. Sin embargo, desde hace algún tiempo han aumentado considerablemente por dos causas. Por la medicación utilizada en los tratamientos de fertilidad y por la avanzada edad a la que las mujeres quedan embarazadas.

Un tercio de los embarazos gemelares son de mujeres mayores de 30 años, ya que cuánto mayor es la mujer, mayor es la producción de hormonas que estimulan la ovulación a consecuencia de lo cual sus ovarios liberan más óvulos mes a mes.

A estos dos nuevos factores se le suman los ya tradicionales:

  • La predisposición genética (la ovulación doble se transmite genéticamente, por lo cual las mujeres con antecedentes familiares de mellizos son más propensas)
  • La de raza (las mujeres negras o descendientes tienen más probabilidades de tener un embarazo de estas características)
  • La propensión vinculada con el número de partos (a mayor número de partos más posibilidades de tener embarazos múltiples)

El embarazo gemelar puede presentarse de dos formas denominadas coloquialmente:

  • Embarazo de mellizos
  • Embarazo de gemelos

El primero y más común (70%), se produce por la fecundación independiente de dos óvulos diferentes (dicigóticos), cada bebé se desarrolla y se alimenta independientemente del otro, cada uno tiene su bolsa amniótica y su placenta. Por ello el resultado serán dos bebés diferentes (uno puede ser rubio y otro morocho) e incluso puede ser uno varón y la otra niña. En el otro, menos frecuente (30%), el óvulo fecundado se divide en dos partes iguales (monocigóticos), los dos bebés comparten la misma placenta aunque no la bolsa amniótica. En este caso los bebés serán muy parecidos físicamente y tendrán el mismo grupo sanguíneo.

La forma de averiguar la existencia de un embarazo gemelar, es mediante un ultrasonido que en el 95% de los casos revela la presencia de gestaciones múltiples.

Como ya fue mencionado, el embarazo gemelar es considerado de alto riesgo, pero debido al incremento de ellos en los últimos años, hoy hay más información y preparación por parte de los médicos. Por lo cual, si bien los controles y cuidados deberán ser mayores que en un embarazo común, siguiendo las indicaciones posiblemente todo marche muy bien. El problema más importante que suele presentarse, es un parto prematuro (en el 50% de los casos). Debido a ello, los controles prenatales deberán realizarse con una frecuencia mayor, a fin de constatar el estado de los bebés.

Algunas veces el embarazo se complica cerca de la semana 35 de gestación (el parto del 80% de los embarazos gemelares se produce alrededor de la semana 35) y hay que inducir el parto y realizar una cesárea.

En el caso de que todo marche sobre ruedas y el embarazo llegue a término sin ninguna complicación, el parto será vaginal (más de la mitad de los partos de gemelos son por esta vía) o por cesárea (menos de la mitad de los parto de gemelos son por esta vía) dependiendo de la posición en que se encuentren los bebés dentro del útero. Si ambos se encuentran de cabeza o si el primero se encuentra de cabeza será un parto vaginal; mientras que si ambos están de cola o el primero lo está será necesaria una cesárea. En algunos casos se combina el parto vaginal con el primero y la cesárea con el segundo frente a alguna emergencia, pero esto es muy poco habitual.

Un elemento importante que debe tener en cuenta una mujer embarazada de mellizos o gemelos al momento de dar a luz, es que deberá realizar doble trabajo de parto. Aunque el nacimiento del segundo es, generalmente, mucho más sencillo y rápido que el del primero, ya que el predecesor abre el camino. Habitualmente el promedio de tiempo entre el alumbramiento del primer y el segundo bebé, es de unos 17 minutos, durante los cuales si la cosa viene tranquila se efectúa una ecografía para ver la posición y en función de ello determinar la vía de expulsión.

Las dobles funcionas de una madre de mellizos o gemelos comienza con el trabajo de parto y sigue durante toda la vida. La organización y la colaboración son fundamentales durante los primeros tiempos, hasta que la madre, el padre, los bebés y la familia se adapten a la nueva situación.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)