Bebé
Bebé

Trastornos como el autismo y la esquizofrenia, entre otros, debieran poder observarse en el feto debido a que los genes que se cree las provocan se desarrollan antes del nacimiento. El estudio genético que fue realizado por la Universidad de Yale no sólo dio cuenta de lo anterior, sino que también observó hay diferencias entre los fetos hombres y mujeres.

La investigación genética sobre el desarrollo cerebral lleva varios años y ha tenido excelentes resultados, al punto de poder saberse hoy dónde y cuándo actúan en el desarrollo del cerebro humano, señaló el profesor de la Universidad de Yale Nenad Sestan, profesor asociado de neurobiología y líder del estudio.

En esta misma investigación se pudieron percatar los expertos del porqué es tan sencillo sufrir traumas psicológicos aun siendo pequeño, ya que el funcionamiento de los genes a nivel cerebral es sumamente complejo.

Los genes por naturaleza actúan y contribuyen al desarrollo en etapas específicas, razón por la cual los investigadores recolectaron 1.300 muestras de tejido de 57 personas, las que van desde los 40 días después del nacimiento hasta personas de 80 años. Con los resultados obtenidos, se descubrió que el cerebro humano se conforma en su mayoría dentro del útero, por lo que el autismo y otros trastornos como la esquizofrenia se activarían en el vientre materno y no más tarde.

Cualquier tipo de problema relacionado con la actividad genética – aludiendo a problemas como el autismo – sucede antes del nacimiento, pues se detectó un patrón prenatal determinado respecto de la expresión y variación genética de ciertas áreas del cerebro relacionadas con la función cognitiva de la que hablamos.

Pareció interesante anotar en la investigación que entre hombres y mujeres hay varias diferencias a nivel genético antes del nacimiento, aunque no se ahondó en este acápite por el momento.

Puntaje: 
Sin votos aún