Vulvovaginitis

Este término describe distintos tipos de inflamación de la vulva externa, la vagina interna o de ambas. Las infecciones vaginales son bastante frecuentes entre las mujeres, y que hay varios tipos de bacterias, virus y hongos que pueden causarlas. Ante el primer síntoma de picazón, ardor, secreción o enrojecimiento hay que consultar al ginecólogo. La mayoría de las veces la vulvovaginitis se trata fácilmente con antibióticos o buenas medidas higiénicas y los síntomas desaparecen, pero para ello es preciso un correcto diagnóstico.

Causas

La causa más frecuente es una infección bacteriana como consecuencia de enfermedades de transmisión sexual o deficientes prácticas de higiene.

Las niñas pre púberes, tienen más riesgo de desarrollar infecciones bacterianas, puesto que sus fluidos vaginales no son tan ácidos y por ende no son capaces de matar a las bacterias extrañas.

Las infecciones por hongos son frecuentes en mujeres que toman antibióticos.

Otras causas de inflamación de la vulva y la vagina abarcan la fricción, calor o reacción alérgica a perfume, jabón o tejido, así como a una carencia de estrógenos (en las mujeres posmenopáusicas, esto puede causar resequedad vaginal y empeorar los síntomas de ardor y comezón).

El microorganismo causante de la gonorrea, el Neisseria gonorrhoeae, causa vulvovaginitis gonocócica en niñas jóvenes que mantienen relaciones sexuales.

Síntomas

Los síntomas varían según el tipo de vulvovaginitis, pero en general la mayoría incluye:

  • Inflamación
  • Picazón
  • Enrojecimiento
  • Leve hinchazón>/li>
  • Secreciones cremosas blancuzcas o amarillentas
  • Olor fétido

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Fatiga
  • Dolor abdominal
  • Ardor al orinar
  • Fiebre

Tratamiento

La mayoría de las infecciones bacterianas causantes de vuvlovaginitis, responden a los tratameitnos antibióticos orales. Las infecciones producidas por levaduras u otro tipo de hongos, pueden requerir supositorio vaginal o crema tópica.

En algunos casos, la paciente puede necesitar estrógenos o antihistamínicos para eliminar otras causas.

En caso de diagnóstico de alguna enfermedad sexual, es fundamental que también reciban tratamiento las parejas sexuales, aunque no manifiesten síntomas. Ya que si la pareja está infectada y no es tratada, la mujer corre el riesgo de volver a infectarse.

Sea cual sea la causa de la vulvovaginitis, es importante una buena higiene íntima y controlarse regularmente con el ginecólogo.

Complicaciones

  • Infecciones cutáneas como consecuencia del rascado constante
  • Incomodidad constante
  • Mayor riesgo de VIH al entrar en contacto con el virus al tener una irritación o infección vaginal
Puntaje: 
Promedio: 2 (1 voto)