Demi Lovato

La cantante y actriz estadounidense de 19 años Demi Lovato, regresó ayer domingo al centro Timberline Knolls, en Illinois, donde estuvo internada por problemas alimenticios y trastornos emocionales, para conversar y alentar a las muchas mujeres que están pasando por su misma situación.

La cantante pop aprovechó su visita a la ciudad con motivo de su gira de promoción de "Stronger" para visitar el centro. Luego compartió en su cuenta de Twitter:

Hoy he vuelto al centro de rehabilitación en el que estuve el año pasado para hablar con las increíbles mujeres que luchan contra sus miedos internos. Me siento muy afortunada de poder compartir mi historia y dejar que sepan que se puede salir.

Demi Lovato estuvo internada en 2010, aproximadamente, unos 3 meses en este centro, donde recibió tratamiento por trastornos alimenticios, desordenes emocionales y baja autoestima. La cantante tuvo que abandonar una gira que realizaba con Jonas Brother el año pasado, por esta causa. Ella padecía de trastornos de la alimentación y además se auto infringía cortes en el cuerpo.

Con el tratamiento recibido en el centro de rehabilitación, Demi aprendió a controlar sus nervios y canalizar su ira y dice que lo peor ya pasó pese a que sostiene: hay días malos, y hay veces que me siento tentada de vomitar mi cena, será una lucha el resto de mi vida porque es un enfermedad larga"

Ahora recuperada, la cantante de Disney intenta dar el ejemplo y apoyar a todas aquellas personas que sufren de trastornos alimenticios o emocionales al igual que ella. Por ello, pide a sus seguidores de Twitter:

digan una oración por todos aquellos que luchan contra trastornos alimenticios, autolesiones, trastornos del humor o abuso de sustancias.

La noche del sábado, en medio de su concierto en el Rosemont Theatre de la ciudad de Chicago, Illinois, Lovato se dirigió a sus miles de seguidores para contarles sobre la internación y el tratamiento que había recibido en dicha ciudad.

Hace un año me encontraba en una clínica de rehabilitación aquí en Chicago. Pasé mi día de Acción de Gracias, mi Navidad y mi Año Nuevo ahí y pensaba que era el momento más difícil de mi vida y en realidad sí fue lo más difícil por lo que haya tenido que atravesar.

Sin votos aún