Muerte de Amy Winehouse

Las razones de la muerte de Amy Winehouse llegaron a un resultado final: la cantante murió por un consumo excesivo de alcohol, 4,5 más de la cantidad permitida legalmente para conducir.

La forense de Londres, Suzanne Greenaway dio a conocer este miércoles las razones de la muerte de la cantante catalogándola como “muerte accidental”. “La corte escuchó que Amy estuvo lidiando con una batalla a fin de conquistar sus problemas con el alcohol, y es una fuente de gran dolor para nosotros el que ella no haya ganado con el tiempo”, dijo Chris Goodman, portavoz de la familia Winehouse.

Los padres de Amy Winehouse estuvieron presentes en la audiencia indagatoria en Londres e indicaron estar satisfechos de conocer lo que finalmente sucedió a Amy. No se encontraron drogas en el sistema de la cantante, solo “una cantidad bastante grande de alcohol” de acuerdo con los exámenes forenses emitidos por Suhail Baithun.

El patólogo Baithun agregó que Winehouse tuvo una presencia de alcohol en su sistema 4,5 veces por encima del límite legal permitido para conducir cuando su cuerpo fue encontrado el 23 de julio en su domicilio al norte de Londres.

La cantante del tema “Black to Black” trato en el pasado dejar de beber, expresó su médico personal la Dra. Christina Romete, sin embargo retomó el hábito a la bebida poco antes de su muerte. Romete indicó que su paciente Winehouse tuvo prescripción médica para abstinencia de alcohol, incluyendo dentro de ellos sedantes como Librium, aunque al parecer los fármacos no jugaron un papel en su muerte.

Botellas vacías de vodka fueron encontrados en la habitación de Winehouse, de acuerdo con lo reportado por el inspector de la policía, Les Newman.

Su voto: Ninguno Promedio: 4 (1 voto)