8 meses de edad
flickr.com
flickr.com

Es muy probable que comparativamente no existan avances muy significativos entre un bebé de 7 meses y uno de 8.

Sin embargo, en estos meses práctica nuevas habilidades a diario y cada avance es un paso muy importante en su desarrollo. Ahora se mueve cada vez más libre e independientemente. Es probable que gatee, que repte e incluso que se pare con ayuda de algún mueble y se desplace con mucha facilidad por toda la casa agarrándose de todo o que encuentre a su paso. Es momento de permitirle explorar, investigar y descubrir todo lo que le rodea, eso sí preservándolo de los peligros. Para lo cual será necesario acondicionar el hogar para tales fines, ya que desconoce el peligro y en su afán explorador puede resultar lastimado.

En esta etapa el bebé se sienta solo, sin perder el equilibrio, con las piernas un tanto flexionadas y la cabeza derecha. Si encuentra de que agarrarse para ayudarse a parar, lo hace y a partir de ahora querrá estar así la mayor parte del tiempo. Si bien se cae con bastante frecuencia, esto le sirve para aprender a ponerse de pie y a fortalecer aún más la musculatura de sus piernas.

A los 8 meses, el bebé controla los movimientos de sus manos y dedos; estos son cada vez más refinados, señala con el índice y sostiene objetos pequeños dentro de su mano (o entre el pulgar y el índice).

Sus emociones están a flor de piel, es posible que se angustie al ver que alguien llora, o que sonría a carcajadas si una persona cercana lo hace. En este período el bebé experimenta una crisis denominada la “angustia del octavo mes”. Es probable que se despierte llorando muy angustiado a media noche, que se inquiete ante la presencia de extraños, que llore cuando sus padres se alejan. Es que a medida que toma conciencia de que es un ser individual, se siente triste cuando se van y lo dejan solo. Es una etapa difícil, en la que es fundamental acompañarlo y brindarle mucho amor, pero imprescindible en su desarrollo como individuo.

En cuanto al desarrollo de su lenguaje, es cada vez más fluido, imita sonidos, repite monosílabos (ma-ma, da-da, etc.), grita y es importante repetirle las palabras y los sonidos con frecuencia. Su desarrollo auditivo se refina, reconoce algunas palabras cuando las oye, reacciona al oír su nombre y ante el “NO”.

Cómo estimular a un bebé de 8 meses

  • Ofrecerle objetos y juguetes de diferentes formas, colores, tamaños y texturas con los que pueda jugar y meterlos en su boca pero asegurándose de que no haya peligro de que se trague alguna parte pequeña
  • En el momento en que esté jugando con algo, ofrecerle algún juguete u objeto atractivo para que elija cuál le gusta más. Soltará el que tiene y agarrará el nuevo
  • Al momento de bañarlo, dejarlo un ratito sin ropa, cuidando de que no se enfríe, hacerle mimos y masajes. También es bueno aprovechar este momento para señalarle, llamándolas por su nombre, las distintas partes del cuerpo. No las va a aprender, pero se irá familiarizando de a poco con ellas
  • Estimularlo e incentivarlo a que agarre con sus manos la cuchara y el vaso del agua. También es bueno dejarlo comer algunas cosas con la mano (pan, galletas)
  • Ofrecerle tarros de madera, metal, sartenes u ollas viejas, algún tambor de juguete. Algo con lo que pueda jugar y que haga bastante ruido, él ahora entiende la causa – efecto, es decir que si golpea algo hace ruido y eso le resulta muy divertido
  • Contarle un cuento, mostrándole las figuras
  • Apilar objetos y enseñarle a que él lo haga. Seguramente él no aprenda a hacerlo hasta dentro de un tiempo, pero le va a divertir mucho desmoronar las pilas
  • Ponerse en cuatro patas y gatear es una buena forma de estimularlo y enseñarle a hacerlo
  • Ofrecerle un pelota de goma para jugar. Le resultará muy divertido ver como rueda y rebota de un lado a otro
  • Levantarlo y mostrarle la llave de la luz para que la encienda y apague, al mismo tiempo que se le dice luz prendida, luz apagada. Le gustará machismo jugar con esto
  • Darle una caja bien grande donde pueda meter y sacar juguetes y objetos
  • Jugar con él a las escondidas tapando con una sábana por ejemplo algún juguete y diciéndole: no está, acá está. Él lo buscará

Las pautas de adelantos en el desarrollo del bebé son sólo una guía orientativa. Cada bebé tiene su propio ritmo de crecimiento y desarrollo, que no necesariamente es igual de uno a otro. Pero el amor, la dedicación y el estímulo de sus padres, son sin lugar a dudas, una forma muy buena de incentivarlo.

Puntaje: 
Sin votos aún