Habitacion para ninas
Habitación de una niña

Decorar una habitación infantil es una experiencia marcada por la esperanza, la ilusión y la alegría. Los padres deberían tener en cuenta que el establecimiento de un ambiente limpio, armónico y alegre, son los criterios fundamentales para decorar la habitación del futuro bebé.

Adicionalmente, se debe tener presente que a partir de los cuatro o cinco años de edad, ellos pueden determinar qué tipo de decoración quieren tener en su habitación infantil y es una práctica muy sana, ya que fomenta la creatividad del niño.

Se debe tener presente que los primeros años son muy variables en cuanto a gustos y tendencias, las distintas etapas por las que atraviesa el niño se suceden de forma vertiginosa, por lo que la decoración de la habitación a elección del niño se puede transformar en una labor constante en la que la participación activa del mismo, sea un instrumento de aprendizaje y desarrollo.

La habitación para niñas

Generalmente las niñas optan en sus primeros años por decoraciones en las que las princesas y el mundo de fantasía son predominantes. Los juegos de cama, plumones, murales, peluches y juguetes, contarán con motivos decorativos en tonos rosados que emulan el fantástico mundo de palacio.

Murales, muebles, estanterías, peluches, libros y un aparato de música suave, complementan la que será la primera habitación de la niña, toda una princesa en proceso de transición de la cuna a la cama.

El orden, gran aliado del equilibrio

Se debe tener presente que el establecimiento de cajones, cajas de colores grandes y transparentes alfombras y cojines, son fundamentales para mantener un orden en la habitación de la niña. El orden no es sólo parte del proceso de aprendizaje para la niña, sino que previene de la formación de polvo, ácaros y partículas que pueden dañar su sistema respiratorio.

  • Cree distintos espacios, áreas diferenciadas donde la niña pueda jugar, descansar, aprender y… si le es posible, establezca un área en la que pueda desarrollar su creatividad plástica
  • En definitiva, las claves para decorar la habitación de una niña se centran en la permisividad de dejar que ella vaya adaptando su espacio a cada una de sus etapas a partir de los cuatro o cinco años de edad
  • Fomentar el orden y equilibrio del ambiente, tanto para fomentar el aprendizaje, como para minimizar riesgos para la salud
  • Establecer áreas de actividades diferenciadas
  • Permitir que la niña considere ese espacio como suyo y fomentar su limpieza, orden y cuidado
Puntaje: 
Sin votos aún