El patio

El patio muchas veces suele ser el eterno relegado de la casa, aquel lugar que siempre se deja para decorar y arreglar después y va quedando para atrás. Sin embargo, este espacio bien arreglado es un lugar perfecto y de desahogo para los días más cálidos.

1

Pisos

Algo que se está usando mucho en la decoración de espacios exteriores, sobre todo de pequeños patios o terrazas es la cubierta de madera, los llamados deck. Este material que tiene un tratamiento especial para recibir las inclemencias del tiempo (lluvia, frío, humedad, etc.), son una muy buena alternativa que aporta calidez, diseño y ambienta el lugar.

2

Iluminación

La iluminación es otro elemento que juega un rol importantísimo en la decoración y ambientación de un espacio exterior. Debe haber buena luz aportada por focos grandes y para crear un clima de mayor calidez se puede recurrir a las antorchas y faroles dispuestos en diversos sitios estratégicos.

3

Almohadones

Los muebles de jardín aportan mucho estilo a este tipo de espacios además de ser muy prácticos y funcionales. Pero para que sean cómodos y además luzcan bonitos, pueden completarse con algunos almohadones que también den color. Hay muchas telas de tapicería que son impermeables y se adaptan perfecto para espacios exteriores.

4

Pintura en aerosol

Es una excelente opción para dar un nuevo aspecto a los muebles de jardín de forma fácil y rápida.

5

Zona de tunas y suculentas

Obviamente que en todo espacio exterior el verde debe estar aportado por las plantas. Para aquellos que no saben mucho de plantas o no les gusta, nada mejor que las tunas y las suculentas, que necesitan poca agua y cuidados. Son muy decorativas y pueden acondicionarse algunos espacios exteriores con ellas y piedras y quedan realmente muy vistosas.

6

Hamaca

Las hamacas colgantes aportan un estilo informal al espacio y dan sensación de lugar de relax y tranquilidad. No hay lugar más lindo para descansar en una tarde calurosa de verano o para leer un buen libro.

7

Muebles y cacharros viejos

Los muebles que ya no se utilizan en el interior de la casa, pueden adaptarse perfectamente para el exterior con la ayuda de unas cuantas capas de pintura poliuretano para protegerlas de las inclemencias climáticas. Al igual que los charraros viejos como cestas de alambre, cajones, lecheras, cajones, etc., pueden servir para decorar, usar como maceteros, repisas, estantes, exhibidores, etc.

Puntaje: 
Sin votos aún