Donación de semen
Banco de esperma

La infertilidad masculina constituye un obstáculo a la hora de lograr en tan ansiado sueño de muchas parejas: Ser padres. Una alternativa de reproducción asistida es recurrir a la donación de semen, de modo de poder tener un hijo biológico. Este procedimiento sirve también cuando existe riesgo de transmisión de enfermedades genéticas o cuando hay ciertas condicionantes de salud.

Consiste en la donación voluntaria, anónima y gratuita de semen, para ayudar a alguien que no puede procrear por diversas razones y necesitan ayuda. Se usa en la fecundación in Vitro y en la inseminación artificial.

Los receptores principales de donación de esperma, son los matrimonios heterosexuales infértiles (con problemas de fertilidad en el hombre), mujeres heterosexuales que no tienen pareja y desean ser madres y las parejas del mismo sexo (en general ambas mujeres).

Luis Gijón Tévar, embriólogo del laboratorio FIV de Valencia:

Si desde el principio las parejas heterosexuales en las que el marido tenía un bajo recuento espermático se beneficiaban de estas donaciones, actualmente hay que incluir a todas las mujeres que abordan la maternidad por sí solas, y a las parejas homosexuales que desean descendencia

Requisitos para la donación de semen:

Las clínicas de fertilidad y los bancos de esperma, analizan todas las muestras obtenidas en busca de posibles enfermedades genéticas, infecciones de transmisión sexual o anomalías cromosómicas.

Sólo un porcentaje menor al 5% es aceptado como donante de esperma. Luego de admitidos los donantes, se realiza un seguimiento continuo de su estado de salud.

  • La edad mínima para ser donante de semen es 21 años y la máxima 35 (aunque en algunos países se aceptan donantes hasta los 39 años)
  • Buen estado de salud física y mental
  • Dar negativo a las siguientes pruebas: Sífilis, hepatitis, VIH, clamidia, gonorrea, citomegalovirus, herpes. También a exámenes para descartar infecciones bacterianas
  • No poseer desordenes genéticos conocidas ni enfermedades hereditarias ni el donante ni sus familiares directos. Para ello se realiza un análisis cromosómico o cariotipo
  • No tener enfermedades hereditarias como diabetes o hemofilia, ni psicológicas como el síndrome bipolar y trastorno de ansiedad con déficit atencional
  • Poseer semen de alta calidad, lo cual se evalúa a través de un análisis de esperma. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la normalidad seminal es de 1,5 mililitros de volumen, 15 millones de espermatozoides por mililitro, movilidad progresiva de 32% y por lo menos 4% de espermatozoides normales. Pero en el caso de los donantes de esperma los requerimientos son mayores: Por lo menos unos 80-100 millones de espermatozoides, superar el 50% de la movilidad, y que los mismos no presenten un elevado porcentaje de formas anormales

Procedimiento de donación de esperma

  • La obtención de la muestra debe realizarse luego de entre 2 y 7 días de abstinencia, a través de la masturbación eyaculando directamente dentro de un envase plástico estéril en las instalaciones de la clínica habilitadas para ella
  • Es fundamental que la muestra no sea obtenida a través de coitus interruptus, ya que en dicho caso se puede perder la primera fracción de eyaculación que es la que contiene mayor cantidad espermática. Además puede producirse contaminación bacteriana y el ph ácido del flujo vaginal afecta de forma negativa la movilidad de los espermatozoides
  • Las clínicas y bancos de esperma, generalmente, realizan un lavado de la muestra para la extracción de los espermatozoides y los separan de los demás componentes del semen. Si el esperma va a ser congelado en nitrógeno líquido, se le incorporan crioprotectores para que mantengan el equilibrio osmótico. Según la cantidad de semen, se dividirá la muestra entre 1 y 20 viales

Elección del donante

La elección del donante es realizada por la clínica de fertilidad o el banco de esperma y jamás los interesados pueden ser quienes lo elijan.

Solamente en determinados estados de Estados unidos puede elegirse el donante en catálogos en los que pueden verse las fotografías de los donantes de bebés y saber de sus estudios y nivel intelectual.

En los demás países, la ley protege la identidad de los donantes y no se permite ni conocerlo ni a él, ni sus características.

Puntaje: 
Sin votos aún