Infertilidad causada por estres

Cerca de un 15% de las parejas que llegan a los centros de salud a consultar por problemas de infertilidad no manifiestan causas fisiológicas que la justifiquen. En muchos de estos casos, la causa que la explicaría sería el estrés. Hay evidencia que indica que las mujeres que tienen un alto nivel de alfa – amilasa, una enzima que se asocia directamente con el estrés, presentan mayores dificultades para conseguir el embarazo.

Relación entre la infertilidad y el estrés

De acuerdo con la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, el estrés puede interferir con la fertilidad. Elevados niveles de estrés producen cambios hormonales en las mujeres, que pueden producir problemas de ovulación, hacer que ésta no sea regular. Sarah Berga, encargada del departamento de ginecología y obstetricia de Emory University School of Medicine, junto con algunos colegas, investigó a un grupo de mujeres que habían dejado de ovular durante un período de 6 meses, hallando que éstas manifestaban elevados niveles de cortisol, una hormona relacionada con el estrés. Y de acuerdo a un breve estudio que publicó en el 2003, 7 de cada 8 pacientes que fueron tratadas con terapia para controlar el estrés, volvió a ovular.

El estrés también favorece la existencia de espasmos en las trompas de Falopio, alterando así la fertilidad. Y además se ha constatado que las mujeres que manifiestan altos grados de estrés, sufren unas contracciones en el útero, que pese a ser imperceptibles para ellas, pueden dificultar que el embrión se implante en la pared interna del útero.

En tanto en los hombres, el estrés puede causar una disminución en la producción de espermatozoides, lo cual puede dificultar la concepción.

Por otra parte el problema de la infertilidad conlleva a una especie de círculo vicioso del cual resulta sumamente dificultoso salir, ya que si se está estresado es más difícil lograr el embarazo y el no lograrlo produce aún más estrés.

¿Cuándo pensar que la infertilidad puede ser causada por el estrés?

  • Si existe desinterés por las actividades cotidianas que anteriormente producían placer
  • Si hay signos de depresión o elevados niveles de ansiedad por períodos prolongados
  • Si el problema de la infertilidad ocupa todos los pensamientos y no permite pensar en otras cosas
  • Si este problema ha provocado el aislamiento de amigos, familiares, etc.
  • Si existen trastornos del sueño (insomnio o sueño y ganas permanentes de dormir)
  • Si disminuye el rendimiento laboral o para realizar las tareas habituales
  • Cambios en los hábitos alimenticios (falta de apetito o apetito voraz unido al descenso o aumento de peso)
  • Pensamientos recurrentes sobre la muerte y el suicidio
  • Sentimientos de culpa, tristeza

Algunas formas para que la pareja que está buscando el embarazo disminuya el estrés:

  • Dedicar tiempo para la pareja: Sacar el foco de atención de la búsqueda del embarazo y centrarla en la relación de pareja, buscar espacios para compartir, intimar, estar juntos, salir, volver a la época de noviazgo
  • Evitar los pensamientos negativos: El pensar porque si todos los demás consiguen el embarazo porqué a mí me resulta tan difícil sólo contribuye a aumentar la presión y el estrés. Si realmente fuera así no habría tantas clínicas de infertilidad
  • Mantenerse activos: Realizar deporte, ejercicio físico no sólo tiene importantísimos beneficios para la salud física sino también para la mental
  • Realizar técnicas de relajación: Control mental, yoga, meditación, terapia cognitiva
  • Solicitar ayuda: Buscar asesoramiento, grupos de ayuda, encontrar a personas que están en la misma situación y pueden entender lo que está pasando es una buena solución

¿Cuándo recurrir a un especialista en fertilidad?

Si se ha recurrido a una terapia de control del estrés y no se han obtenido resultados satisfactorios luego de pasados 4 meses es posible que la causa no sea únicamente el estrés. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) una pareja es infértil cuando han pasado 12 meses de mantener relaciones sexuales sin protección y no han conseguido el embarazo. Recién es ese momento es que comienzan a realizarse estudios en busca de posibles causas que produzcan la infertilidad.

Puntaje: 
Sin votos aún