inseminacion artificial
Foto cortesía de copenhagenfertilitycenter

La inseminación artificial es una técnica de fertilización utilizada en reproducción asistida en parejas con diagnóstico de infertilidad, que cobró mucha relevancia a partir de la década del 70. El procedimiento consiste en la colocación de espermatozoides en el cuello uterino (Inseminación Intracervical) o directamente en el útero (inseminación intrauterina) de la mujer.

Objetivos de la inseminación artificial

  • Asegurar la presencia de óvulos utilizables
  • Aproximar los espermatozoides al óvulo en el aparato reproductor de a mujer
  • Maximizar y aumentar el potencial fértil de los espermatozoides a través de procedimientos de laboratorio (Capacitación espermática)

A qué parejas se les indica la inseminación artificial

A las que no han logrado el embarazo por:

  • Problemas en el cuello del útero de la mujer (estrechez, tratamiento con láser, alteraciones en el moco cervical, etc.)
  • Alteraciones en el semen del hombre (menos cantidad de espermatozoides, disminución en la movilidad de los mismos, en el volumen de eyaculación, malformaciones en el aparato reproductor, etc.)
  • Esterilidad sin causa aparente: Todos los estudios realizados a la pareja arrojan resultados normales pero no se logra el embarazo

En qué consiste el procedimiento de inseminación artificial

El procedimiento consiste en la colocación precisa de espermatozoides (de donante o pareja) en el aparato reproductor femenino. En el transcurso del tratamiento se hace un seguimiento absoluto del ciclo menstrual mediante análisis de sangre, ultrasonidos y test de ovulación. Previo a la inseminación, el semen a utilizar es lavado en un procedimiento de laboratorio, aumentando así las probabilidades de que se produzca la fertilización.

La Inseminación artificial puede realizarse con semen del cónyuge o de un donante

Inseminación artificial con semen del cónyuge (homóloga)

En este tipo de inseminación, se obtiene la muestra de semen a través de la masturbación del hombre el día en que se va a realizar el procedimiento. Se aconseja que la pareja no tenga relaciones sexuales tres días antes, con el objeto de mejorar la calidad y cantidad de espermatozoides. La muestra es introducida en el interior del útero (inseminación intrauterina) a través de una cánula adherida a una jeringa que se introduce por el orificio del cervix. Luego del procedimiento la paciente debe quedar en reposo, aproximadamente, unos 20 minutos.

La inseminación artificial con semen del cónyuge está contraindicada cuando:

  • El hombre padece una enfermedad congénita
  • Hay incompatibilidad de RH
  • El hombre tiene VIH SIDA
  • El hombre tiene cáncer o está siendo sometido a quimioterapia o radioterapia
  • Un de los miembros de la pareja se opone
  • El hombre padece una infección genital
  • El hombre padece alguna enfermedad crónica degenerativa (hipertensión, diabetes, etc.)

Inseminación artificial con semen de donante (heteróloga)

Se utiliza semen de un donante (obtenido de un banco de esperma) y el procedimiento es exactamente igual que en el caso de la inseminación artificial con semen del cónyuge.

Está indicada en los siguientes casos:

  • Incompatibilidad Rh
  • La mujer desea tener un hijo pero no tiene pareja
  • El hombre carece de espermatozoides
  • El hombre padece una enfermedad congénita
  • En parejas homosexuales que desean tener un bebé

La inseminación artificial con semen de donante está contraindicada cuando:

  • Uno de los miembros de la pareja se opone

Principales tipos de inseminación artificial

  1. Inseminación Intrauterina (IUI)
  2. Este procedimiento se realiza, generalmente, con el semen del cónyuge. Es muy efectivo y seguro en algunos casos de infertilidad (cuando es una infertilidad no identificada, cuando la mujer tiene problemas con el moco cervical o el hombre padece de deficiencia espermática). La tasa de probabilidad de embarazo con esta técnica es de entre un 20 y 25% por intento. Se aconseja realizar la inseminación artificial durante cinco ciclos menstruales sucesivos para obtener el embarazo. Este procedimiento combinado con estimulación ovárica (colocación de espermatozoides en las trompas de Falopio) arroja resultados exitosos en la fertilización.

  3. Inseminación Intracervical (ICI)
  4. Este procedimiento se realiza con bastante frecuencia, es rápido e indoloro, muestra elevadas tasas de éxito y es más económico que la Inseminación Intrauterina (IUI). Consiste en la colocación de los espermatozoides, generalmente, de un donante en el cuello uterino, aumentando así las probabilidades de que lleguen a las trompas de Falopio y puedan fecundar el óvulo.

¿Es la inseminación artificial un procedimiento exitoso?

  • La probabilidad de lograr el embarazo es de entre el 5 y el 25 %
  • Si se combinan la inseminación artificial con medicamentos para la fertilidad, las posibilidades de éxito son mayores

Conclusiones

La inseminación artificial abre un abanico de posibilidades para obtener el embarazo en aquellas parejas con diagnóstico de infertilidad tanto en el hombre como en la mujer. Y es una opción muy valida para que parejas homosexuales logren un embarazo a través del semen de un donante.

Puntaje: 
Promedio: 3 (1 voto)