Espasmo del sollozo en el bebe

Se trata de la apnea temporal, generalmente, como consecuencia de un berrinche, enojo, crisis de llanto, etc. A continuación el niño queda inmóvil y sin respiración, posteriormente se pone azul (cianótico) y queda inconciente.

El proceso del espasmo del sollozo dura entre 1 y 20 segundos y se presenta en cerca de un 27% de los niños sanos.

Es más frecuente en niños con antecedentes por parte de sus padres y suele presentarse entre los 6 y 18 meses del bebé.

Hay dos tipos de espasmo del sollozo:

  1. Espasmo del sollozo cianótico
    Provocados por alguna cosa que enoja o frustra al bebé, el que se enoja mucho y puede dejar de respirar (apnea) y ponerse azulado (cianótico), convulsionar y luego quedar flácido. Tiende a desaparecer espontáneamente al 3er año del niño. Constituye el 62% de los casos de espasmo del sollozo.
  2. Espasmo del sollozo pálido

    El espasmo es provocado por alguna situación inesperada o un susto, que hace que el bebé llore, se ponga pálido y convulsione antes de recobrar el estado conciente. Constituye el 19% de los casos.

Diagnóstico

Es importante antes de diagnosticar que los episodios de apnea en el bebé son espasmos del sollozo y no otro tipo de trastorno o enfermedad; descartar enfermedades cardiovasculares, metabólicas, respiratorias y del sistema nervioso.

Los niños muy inquietos, enuréticos, hiperquinéticos, agresivos, con trastornos de conducta, son más propensos a sufrir de espasmos del sollozo durante la infancia.
Los niños que padecen anemia por insuficiencia de hierro, tienen mayor riesgo de desarrollar espasmos del sollozo.

Cómo deben actuar los padres ante estos episodios

Una vez que el pediatra diagnostica que los cuadros de apnea y demás se corresponden con espasmos del sollozo, los poderes deben seguir algunas recomendaciones:

  • Mantener la calma
    Esto es fundamental, no ponerse nerviosos, entrar en pánico, etc., mantener la serenidad, ya que el bebé no corre ningún riesgo.
  • Sacar objetos de su boca
    En caso de que cuando el bebé comience con el espasmo tenga algo en su boca, un juguete, por ejemplo; retirarlo para evitar que se ahogue o pueda lastimarse.
  • Dejar que el proceso del espasmo se cumpla
    No tratar de cortar el espasmo.
  • Colocarlo en una posición segura para él
    Es importante que se lo aleje de objetos con los que pudiera golpearse o lastimarse o de lugar de los cuales pudiera caer.
  • No prestarle mucha atención
    Hay niños que suelen utilizar este método para disuadir y manipular a sus padres. Por ello, es importante alejarse un poco de la situación y observar.
  • Reprenderlo si es un método de manipulación
    Si luego de observar estos episodios en reiteradas oportunidades, se logra constatar de que el niño está recurriendo a los espasmos como una forma de llamar la atención de sus padres, de manipularlos o disuadirlos, es importante con voz firme reprimirlo y explicarle que así no va a conseguir lo que quiere.
  • Consolarlo cuando es por un golpe o situación inesperada que lo asusta
    En estos casos lo mejor es consolarlo, abrazarlo fuerte y denostarle que cuenta con todo el apoyo, comprensión y amor de sus padres.
  • Invitarlo a descansar
    Estos episodios suelen ser un tanto agotadores para los niños, por lo cual es bueno que luego de uno de estos, pueda descansar.
Puntaje: 
Promedio: 5 (2 votos)