Foto de Patricia Carambula

Cambios en el cuerpo de la mujer a partir de los 30

Se cae más el pelo, se sube de peso, se pierde masa muscular…
Cambios
La redistribución de la grasa hacia la zona abdominal es característica

A partir de los 30 años comienzan a producirse algunas modificaciones en el cuerpo de la mujer, algunas de las cuales se traducen en cambios físicos como aumento de peso, cambios en la piel, en el pelo, etc.

1

Comienza a caerse más el cabello

A partir de los 30 años comienza a perderse el 1% del cabello.

2

Pérdida de la sensibilidad auditiva

Después de los 30, a consecuencia de la disminución de las células receptoras del oído interno, hay una pérdida gradual de la sensibilidad a los sonidos agudos. La música fuerte de los auriculares, por ejemplo, puede provocar zumbidos en los oídos.

3

La piel luce más apagada y pierde elasticidad

Comienzan a aparecer o acentuarse las líneas de expresión y a perderse la luminosidad y lozanía de la piel. Con el envejecimiento la piel pierde su elasticidad y esto se traduce en flacidez.

4

Las arterias y los pulmones pierden elasticidad

Disminuye la capacidad aeróbica debido a que se reduce la cavidad torácica. También se endurecen las arterias y pierden la elasticidad.

5

Aparecen manchas en la piel

Las manchas oscuras en el dorso de las manos, los brazos, cuello, y cara pueden volverse más frecuentes tras la exposición solar

6

Se produce el adelgazamiento del esmalte dental

El esmalte dental se desgasta y comienza a verse la dentina. Además también cambia el color de los sientes y sus bordes se aplanan.

7

Se sube de peso y se redistribuye la grasa hacia la zona abdominal

Después de los 30 la mayoría de las mujeres aumentan unos kilos. Y después de los 40 – 45 la grasa se redistribuye al abdomen. Hasta ese momento las grasas se localizan en piernas y glúteos para la lactancia, pero a medida que pasa la etapa de fertilidad, la grasa comienza a redistribuirse hacia la zona abdominal.

8

Comienza a perderse masa muscular

Esto se traduce en una mayor flacidez en las piernas y los brazos, ya que al aumentar la grasa corporal aunque se mantenga la masa muscular se pierde tonicidad. Lo ideal es hacer ejercicio físico con regularidad y llevar una dieta equilibrada que permita mantener un peso saludable, sin estar subiendo y bajando constantemente.

9

Hay una pérdida de la densidad ósea

Debido a la disminución de estrógenos propia de la menopausia, se produce una pérdida de la densidad ósea lo que favorece la osteoporosis, los problemas y fracturas en los huesos.

10

Cambios hormonales

Después de los 35 algunos cambios hormonales premenopáusicos que comienzan a aparecer alterar el humor y producen ansiedad y trastornos del sueño.

Su voto: Ninguno Promedio: 3.2 (5 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.