destete
Foto cortesía de Imagining Ourselves

La lactancia materna es lo mejor para el bebé y eso es harto conocido. Lo ideal es que se amante al bebé como mínimo hasta los 6 meses, cuando la leche materna deja de ser el alimento exclusivo y el bebé comienza a comer sólidos.

El destete es el proceso de reemplazo paulatino y progresivo del amamantamiento exclusivo, por otros alimentos. En principio papillas y luego se van agregando todos los que se consume en el hogar (alrededor del año), hasta lograr que el niño se incorpore a la mesa familiar, quedando la lactancia materna totalmente sustituida por esta nueva forma de alimentación. Es una etapa de cambios importantes en la vida del bebé, de adaptación no sólo física sino sobre todo emocional. El destete implica el primer corte con la madre y por ello es importante otorgarle la atención y tiempo que se merece, no hacerlo abruptamente ni postergarlo indefinidamente (mucho más de los 24 meses). En general el destete definitivo, debería estarse logrando alrededor del año, año y medio del niño.

Consejos para realizar el destete

  • Debe realizarse en el momento oportuno no prematuramente, ya que si se incorporan alimentos sólidos antes de que el organismo del bebé esté preparado para digerirlos pueden aparecer trastornos digestivos. Si por el contrario, se realiza tardíamente, pueden aparecer carencias nutricionales importantes, dado que luego de los 6 meses el bebé tiene nuevos requerimientos que no son satisfechos únicamente con leche materna
  • Se debe realizar de manera lenta y progresiva para que el bebé se acostumbre y a la vez para que disminuya la producción de leche materna
  • Remplazar una de las tomas de pecho del bebé con un biberón, puede ser con leche materna o leche de fórmula. A medida que el bebé se adapte, comenzar a remplazar las siguientes
  • Aplazar la hora del pecho y distraerlo al niño con algo o ofrecerle algún alimento alternativo (un biberón, una fruta, un yogurt, etc.)
  • Darle en cada toma de pecho menos tiempo e ir así progresivamente acortando cada vez más la duración de la mamada
  • Dejar para lo último, el remplazo del pecho matutino y nocturno, ya que el de la noche es un mimo y contribuye para que el bebé se duerma y el de la mañana ayuda a vaciar los pechos
  • En el proceso del destete es muy importante que si la producción de leche materna sigue siendo abundante, la madre se ordeñe para no correr riesgo de sufrir una mastitits
  • Si el bebé se resiste al destete tal vez sea preciso esperar un poco más de tiempo y probar nuevamente
Puntaje: 
Sin votos aún