Hiperlactancia, también conocida como sobreproducción de leche materna

La lactancia materna es siempre el mejor alimento para el bebé y la forma ideal para consolidar el vínculo de apego entre madre e hijo. Sin embargo, existen casos en los que este proceso natural puede resultar una complicación para la mamá, como es el caso de la hiperlactancia o sobreproducción de leche materna.

¿Qué es la hiperlactancia?

La hiperlactancia es la producción excesiva de leche materna, consecuencia de una regulación inadecuada. Se habla de esta condición cuando el flujo de leche es abundante y constante mientras se está alimentando al bebé, pero no exclusivamente durante esta instancia. La mamá puede perder abundante flujo de leche en todo momento, lo que puede resultar muy incómodo e inhabilitante para desempeñar su normal vida cotidiana.

Si bien la producción excesiva de leche materna podría considerarse como algo muy positivo y lo es, también es cierto que resulta muy molesto para la mamá.

Entre los principales inconvenientes de la hiperlactancia tanto para la madre como para el bebé están:

  • Dolor en los pechos producto del exceso de leche, sobre todo cuando no se extrae leche con regularidad. Si los pechos no se vacían con frecuencia, se genera mayor riesgo de mastitis.
  • Goteo permanente de los pechos mientras se amamanta al bebé. Para evitarlo, un consejo es presionar el pezón y aplicar frío sobre el mismo.
  • Los bebés cuyas mamás tienen hiperlactancia aumentan de peso con mucha más rapidez. Sin embargo, dos problemas que pueden surgir son: el atragantamiento del bebé y los gases producto del excesivo flujo de leche y del aire que ingieren durante la lactada.

Algunos consejos para sobrellevar la hiperlactancia

  • Extraer algo de leche unos minutos antes de amamantar al bebé puede ayudar a que el flujo no sea tan abundante, evitando así que se atragante o trague mucho aire.
  • Adoptar determinadas posiciones de lactancia para amamantar al bebé puede ser de gran ayuda. Por ejemplo, tumbarse boca arriba colocando al bebé a la altura de las costillas, siempre controlando que no se obstruyan sus vías respiratorias.
  • Amamantar al bebé solamente desde un pecho en cada sesión ayuda a que la producción de leche sea menor.

Madre con hiperlactancia produce 6,6 litros de leche al día

La estadounidense Elisabeth Anderson-Sierra es una mujer que tiene dos hijos y padece de hiperlactancia. Su caso salió a la luz pública recientemente. Su producción diaria de leche puede llegar a los 6,6 litros, aproximadamente, 10 veces más que la media. Por ello, decidió donar su leche al banco Tiny Treasures Milk Bank para mejorar las posibilidades de vida de los bebés prematuros.

Al respecto Anderson-Sierra manifestó:

Investigué sobre su misión y vi que las probabilidades de supervivencia de los prematuros aumentan drásticamente al tomar leche natural en comparación con la de fórmula. Asimismo, también investigan la relación del cáncer con la leche materna y eso me caló hondo, ya que he perdido a muchos familiares por su culpa.

La estadounidense lleva ya dos años donando leche materna, con cerca de 7.000 litros, lo que le ha representado una ganancia de 1 dólar por cada 30cc, ganancia que la invierte en los gastos que le genera todo el proceso de extraer, almacenar y conservar la leche.

Anderson-Sierra reconoce que no es fácil:

Extraerla no es divertido, a veces es doloroso o me lastima, pero esa es mi labor de amor [hacia los otros]. Además, no he tenido un día libre desde hace dos años y medio [sin hacerlo]. Es como un trabajo de tiempo completo.

Puntaje: 
Sin votos aún