Foto de Patricia Carambula

La mejor leche de fórmula de acuerdo a las necesidades del bebé

El mejor alimento para el bebé hasta los seis meses es la leche materna, pero cuando esto no es posible, existe una gran oferta de leches maternizadas que satisfacen a la perfección sus necesidades nutricionales.
leche de formula
Foto cortesía de pfly - Flickr.com

Como es bien sabido, la leche materna es el alimento ideal para el bebé y es lo único que necesita durante sus primeros seis meses de vida, ya que le proporciona todos los nutrientes requeridos en la proporción exacta y a la temperatura justa. Además fortalece muy especialmente el vínculo madre - hijo.

Pero hay casos, en los que por diversas circunstancias el bebé no puede ser amamantado por su madre y es preciso recurrir a complementos para lograr el correcto aporte nutricional del bebé. En estos casos, veremos cuáles son las alternativas que ofrece el mercado y cuál es la mejor leche de fórmula según las necesidades del bebé.

Hasta, aproximadamente, el año de vida el bebé no digiere completamente la leche de vaca por la alta concentración de proteínas y minerales que posee. Por ello, si no es posible que el bebé reciba leche materna, es preciso recurrir a las distintas fórmulas de leche maternizada que existen a la venta.

Distintas leches de fórmula

  • Basada en leche de vaca
  • La gran mayoría de las leche de fórmula presentes en el mercado, son a base de leche de vaca. A través de un proceso en base a temperaturas elevadas, se la modifica para lograr que sea mejor digerida por el bebé. Además se le añade azúcar y se le quita la grasa para que sea más parecida a la leche materna.

  • Basada en soya
  • Es recomendada en los casos en que el bebé manifiesta dificultades para digerir las proteínas de la leche de vaca y también existe evidencia de su efectividad para disminuir los cólicos del bebé. Al igual que con la leche de vaca, la proteína vegetal de la soja es modificada para ser mejor digerida por el bebé.

  • Fórmula sin lactosa
  • Cuando el bebé manifiesta intolerancia a la lactosa (azúcar de la leche) se puede optar por este tipo de leche de fórmula en la que la lactosa es sustituida por ejemplo, por miel de maíz.

  • Fórmulas hipoalergénicas
  • Es recomendada para aquellos bebés que manifiesten alergias a la proteína de la leche o sean alérgicos. En general, su costo es mucho más elevado que el de las otras leches de fórmula presentes en el mercado.

  • Fórmulas especiales:
  • Este tipo de fórmulas deben ser utilizadas sólo bajo prescripción del pediatra.

    1. Fórmulas para reflujo: Son leches espesadas generalmente con almidón de arroz. Se recomiendan generalmente para aquellos bebés que padecen reflujo que no aumentan de peso o se encuentran sumamente molestos
    2. Fórmulas para prematuros o con bajo peso al nacer: Están adicionadas con las calorías y los minerales requeridos por estos bebés
    3. Fórmulas especialmente elaboradas para bebés que sufren cardiopatías, problemas para digerir la grasa o procesar los aminoácidos

Presentación en el mercado de la leche de fórmula

  • En polvo: Se les debe agregar agua, son las que llevan más tiempo de preparación ya que deben ser preparadas con agua previamente hervida y debe seguirse con mucha atención las instrucciones. Son las más baratas y comunes
  • Pronta para consumir: No requiere agregarle agua. Es ideal porque no hay que medir, mezclar ni preparar, por lo cual el procedimiento es más higiénico y práctico, es muy útil cuando se está en duda acerca de la potabilidad del agua y para salir del paso si se está de viaje o de vacaciones. Las contras que tiene es su elevado costo, ya que es mucho más cara que el resto y que una vez abierta debe ser consumida antes de las 48 horas
  • Líquidas concentradas: Es preciso agregarles agua; en igual proporción fórmula y agua. Es más económica que la leche de fórmula ya pronta para consumir y más cara que la leche en polvo, es una alternativa intermedia entre ambas

Algunos consejos

  • Según recomendaciones de La Academia Estadounidense de Pediatría en caso de tener que alimentar al bebé con leche de fórmula, es preciso hacerlo con alguna que sea fortificada con hierro por lo menos hasta el año
  • No es necesario que los niños mayores de un año sigan siendo alimentados con leche de fórmula. Según la Academia Estadounidense de Pediatría el niño mayor de un año debe ser alimentado con leche entera no descremada ni de bajo contenido graso
  • Es muy importante seguir las instrucciones de preparación y almacenamiento de la leche de fórmula, ya que la higiene en la lactancia es fundamental para la buena salud del bebé
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
1 comentario

Anónimo

Foto de Anónimo

la mayoria de las leches nombradas deben ser indicadas por un profesional... me da mucha pena este tipo de informes que permiten y avalan a los padres a darle a sus hijos leches que no estan indicadas.

  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.