Aplicar base de maquillaje

La base de maquillaje es como su propio nombre lo indica, el producto básico que se aplica en primer lugar y prepara la piel para los siguientes productos. Su función es unificar el tono de la piel y la correcta aplicación es de suma importancia, ya que la elección equivocada puede arruinar el makeup (maquillaje). Por ejemplo, si el tono elegido no es el adecuado, es muy claro o por el contrario muy oscuro, el resultado obtenido es un efecto máscara para nada estético, que suele ser uno de los errores de maquillaje más frecuentes.

Seguidamente presentamos algunos tips de maquillaje para aprovechar al máximo la función de la base.

1 Usar prebase

Hasta hace algunos años no se usaba prebase o primer. Sin embargo, el resultado es tan bueno que bien vale la pena probarlos. Deja la piel más lisa, suave, tersa y disimula los poros dilatados. Hay diferentes texturas según las exigencias, necesidades y tipos de piel.

2 La elección de la base

Elegir el color correcto de base es el punto de partida fundamental para todo buen maquillaje. Lo ideal es elegir el tono que más se asemeje al de la piel y brinde una textura lo más fluida posible (aunque el poder de cobertura sea menor), de modo que se logre un efecto muy natural. Si bien es frecuente que la base se pruebe en la mano o en el cuello, Karim Rahman, Make-up Designer Mundial de L’Oréal Paris sugiere hacerlo siempre en el rostro y explica al respecto:

Las bases siempre deben ser probadas sobre el rostro. La mejor técnica es distribuir una pequeña cantidad de producto en la mejilla. Si parece ser más clara o más obscura que la piel, no es el tono ideal. Si no se puede ver, se ha encontrado el tono ideal. Si es difícil decidir entre dos tonos, hay que escoger siempre el más claro.

3 Aplicación de la base de maquillaje

La aplicación correcta de la base es muy importante para que el resultado sea el buscado: un rostro natural, iluminado, con un tono uniforme. Para ello, se puede recurrir al uso de esponjas o brochas. Las últimas tendencias se inclinan por el uso de estas últimas, sobre todo para lograr el contouring.

Lo correcto es colocar unas gotas de base sobre la mano y utilizando la esponja levemente humedecida o la brocha, mezclarla y aplicarla uniformemente sobre todo el rostro con suaves toques. Esto debe tenerse en cuenta, ya que si se aplica por arrastre, se puede remover el corrector de ojeras y la prebase que se colocaron anteriormente. Es importante tener especial atención en la zona del contorno de la nariz y de los labios. Difuminarla muy bien hacia la zona de comienzo del cabello y en el contorno, continuando hasta debajo del rostro y el cuello.

4 Aplicar polvo compacto

El polvo compacto del mismo color de la base o translucido, es lo que le da un acabado mate a la base, le quita el brillo y da una terminación muy natural al maquillaje.

5 Finalizar con agua Micelar

El agua Micelar es un producto que le da un acabado perfecto, muy natural al maquillaje y ayuda a que dure intacto por muchas horas.

Puntaje: 
Sin votos aún