Foto de Amalia Rossi

San Marcos de León

San Marcos de Leon
Estatua de San Marcos de Leon creada por el artista Donatello ubicada en las afueras de Orsanmichele

El evangelio de San Marcos, basado en los testimonios de San Pedro, es considerado el más importante de todos los evangelios, ya que fue el primero en escribirse. Los tres evangelistas restantes se basaron en él para escribir sus propios evangelios.

Cuando Jesús fue condenado a muerte, Marcos era sólo un niño, es más, el evangelio de Marcos cuenta que el día en que Jesucristo fue detenido en el Monte de los Olivos, un jovencito lo siguió envuelto en un manto, guiado por la curiosidad de ver en que terminaba aquel asunto. Los intérpretes de los evangelios creen que posiblemente ese joven fuera el mismo Marcos. También sostienen que hay indicios de que Jesús fue gran amigo de los padres de Marcos, y que por esta razón él escuchó desde muy pequeño las enseñanzas de Cristo, siendo además uno de los primeros en ser bautizado por San Pedro. Adicionalmente, se cree que la última cena fue celebrada en casa de los padres de Marcos.

Pedro sentía un amor profundo por Marcos, incuso en las escrituras hay registro que lo llamaba “mi hijo Marcos”, afectuosamente.

En el año 44 Marcos toma la decisión de partir con su primo José Bernabé y con Pablo a cumplir tareas evangelizadoras, recorriendo muchísimas ciudades. Luego de eso permaneció más de diez años en Jerusalén junto a Pedro, ayudándolo en sus deberes y cumpliendo funciones como intérprete y consejero.

El evangelio según San Marcos

Marcos escribe de forma muy clara, fluida y fácil, pero también muy directa y siempre con el objetivo de demostrar el origen divino de Jesucristo.

El evangelio de Marcos es el más corto de los libros evangélicos, con sólo 16 capítulos. Esto se debe a que Marcos utilizó para su evangelio los mismos límites que habían sido impuestos por los santos apóstoles en la catequesis primaria. Los apóstales pretendían transmitir los dichos y hechos más esenciales que Jesús predicó, evitándoles a los fieles detalles que sólo disiparían la atención.

En el evangelio de Marcos, todo es muy vivido, se hace hincapié en lo que Jesús hizo más que en lo que dijo. Todo es narrado de forma muy natural como si hubiese estado ahí; lo cuenta casi como un periodista en el lugar de los hechos. En su narración levanta imágenes que hacen que el lector sea capaz de visualizar sentimiento, gestos y miradas del propio Jesús.

La historia de San Marcos de León

San Marcos de León es llamado de esa forma, ya que siempre lo pintan con un león a su lado.
Esto se debe a una frase que dejo escrita San Pedro,

Vuestro enemigo el diablo, como león rugiente, da vueltas alrededor de vosotros buscando a quién atacar". (1 P. 5,8)

Por otro lado, su evangelio comienza con un relato del desierto y el león se consideraba como el Rey del Desierto por aquellas épocas.

La historia también indica que San Marcos fue nominado al cargo de obispo de la cuidad de Alejandría, en el antiguo Egipto. En aquella ciudad, según cuentan, realizó muchos milagros, creó una iglesia y una escuela del cristianismo, y nombró autoridades eclesiásticas.

Los historiadores indican que el 25 de abril del año 68 murió tras ser torturado en la ciudad de Alejandría por los enemigos de la religión cristiana. Sus asesinos intentaron quemar su cuerpo, pero al perecer no lo consiguieron. El cuerpo de San Marcos de León fue rescatado en forma intacta por sus fieles en Alejandría, fue envuelto y le dieron sepultura en aquella ciudad. Más tarde, en el siglo IX, el cuerpo de San Marcos fue trasladado a Venecia, cuidad de la que es santo patrono y donde hoy miles de fieles lo veneran en la bellísima Catedral de San Marcos, construida en su honor.

Su voto: Ninguno Promedio: 4.2 (5 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.