Bambi
Bambi

No en todas las películas de Disney se refleja todo el tiempo la ternura e inocencia de un mundo color de rosas. Sino que en muchas de ellas, hay escenas que son un tanto oscuras y se ha cuestionado en varias oportunidades si son o no aptas para ser vistas por niños pequeños.

1

La muerte de la madre de Bambi

Bambi es una película de 1942 que quedará en el recuerdo de todos aquellos niños y adultos que la vieron por la trágica y triste muerte de la madre de Bambi en manos de unos cazadores. En la escena se ve a Bambi y a su madre corriendo escapando por la nieve de los cazadores en medio de tiros y gritos desesperados de la madre por poner a salvo a su hijo, con una música que aclimata la angustiante situación de fondo. Finalmente a salvo en el bosque Bambi comienza a buscar a su madre y con unos desgarradores mami, mamita, descubre que su madre está muerta.

2

La muerte de la madre de Simba en El Rey León

La escena de la muerte de Mufasa , el padre de Simba, en manos del malvado tío da comienzo a la película de una forma muy triste y explica la sed de venganza que perseguirá al pequeño Simba durante toda su vida. Pero lo oscuro no termina allí, siendo Simba ya adulto, lucha con su tío Scar; éste cae al precipicio envuelto en llamas pero no muere, se encuentra rodeado de hienas las que lo atacan y lo devoran vivo.

3

La muerte de la Reina de Blancanieves

La malvada reina de Blancanieves que no quería que hubiera en el reino ninguna mujer más hermosa que ella y por ello envenena a Blancanieves. Los siete enanos amigos de Blancanieves llegan justo en ese momento y logran ver a la Reina convertida en anciana, la encierran en un acantilado, se desata una fuerte tormenta y un feroz rayo quiebra el suelo del acantilado cayendo ella al precipicio. Finalmente muere aplastada por la mismo trozo de piedra que se desprendió del acantilado.

4

El surrealismo de Alicia en el País de las Maravillas

Muchas imágenes y escenas de esta película se han asociado con el consumo de drogas, debido a las alteraciones en las proporciones de las cosas, las transformaciones de tamaño la protagonista, la dificultad de diferenciar entre situaciones reales y oníricas. Personajes delirantes como el conejo o la oruga que fuma y exhala un humo de colores en el que se forman objetos y letras.

Puntaje: 
Sin votos aún