habitos alimenticios

Hay veces en que en apariencia los hábitos alimenticios son los mismos de siempre y sin embargo, la balanza marca una señal de alerta con la aguja cada vez subiendo más y la ropa ya no prende. El tema aquí no es directamente la comida, sino el uso que se hace de ésta. Es decir, cuando hay situaciones en las que se canalizan otras cosas a través de la comida.

Es muy frecuente que las situaciones que nos rodean afecten el relacionamiento que tenemos con la comida. A todos alguna vez nos ha pasado que un problema grave nos saca el apetito o una felicidad infinita nos da ganas de festejar y en ese festejo siempre se incluye la comida. El problema radica en cuando esta conducta se transforma en hábito y rige la forma de alimentarse cotidianamente. En estos casos es cuando se puede hablar de comedores emocionales o sobrepeso emocional, ósea personas que comen según sus emociones y aumentan de peso también como consecuencia de las mismas.

Situaciones de estrés, angustia, tristeza, insatisfacción, etc., llevan a que se utilice la comida como un escape, como una especie de bálsamo que calma las heridas. Del mismo modo que otros usan el alcohol, los comedores emocionales usan la comida para escapar, para refugiase de situaciones que los angustian mucho. Pero esa calma es breve y luego sobreviene nuevamente la ansiedad y la angustia potenciadas además por la culpa que se experimenta por haber comido en exceso. Esto lleva a que otra vez se recurra a la comida para disminuir los sentimientos negativos y así se entra en un círculo vicioso del cual es muy difícil salir.

Características del comedor emocional:

  • Comen sin darse cuenta, cuando no saben que hacer y sin pensarlo están comiendo
  • Se inclinan hacia la comida por otras razones que no tienen que ver con el hambre
  • Comen a solas, a escondidas o esconden comida en lugares extraños
  • Se obsesionan con pensamientos entorno a la comida
  • Se pasan probando diversas dietas, siempre las abandonan y sobrevienen sentimientos de culpa y posteriores excesos
  • No disfrutan realmente de la comida
  • Comen rápido y mucho
  • Se ejercitan de manera excesiva luego de haber comido en exceso
  • Tienen ideas recurrentes sobre usar laxantes o inducirse el vómito o directamente ya lo han hecho

El licenciado en nutrición Diego Messina de la Universidad Juan Agustín Maza en Argentina sostiene al respeto:

(…) el comedor emocional tiene pocos recursos para solucionar problemas y poca asertividad; esto es, carece de la capacidad de expresar sus sentimientos de manera madura, situación que en oportunidades se combina con introversión y baja autoestima (…)

(…) busca entonces solucionar todo ese estrés y esa tensión de la vida diaria a través de la comida, que le proporciona placer y lo calma

Es importante tener en cuenta que:

Puntaje: 
Sin votos aún