Profesor

No es secreto que más de una alumna se enamora de su profesor, y que muchas veces deja de ser platónico para hacerse realidad. Para todas aquellas que ven al profesor como algo más que un maestro, aquí le dejamos un listado con algunas que deben saber antes de que te enamores de un profesor.

1No les gusta tomar decisiones pequeñas

Un maestro toma cientos de pequeñas decisiones al día en su trabajo, es por eso que al llegar a casa está cansado de tomar más decisiones, así que olvida de preguntar qué película ver o dónde ir a cenar.

2Tienen filtros de encendido y apagado

Los profesores trabajan mayormente con niños, es por eso que desarrollan un filtro de encendido y apagado. Es por eso que debes tener en cuenta que a veces les cuesta incorporarse nuevamente a su vida cotidiana y tratar a todos como adultos, inclusive a su pareja.

3Les cuesta salir del papel de profesor

El ser profesor es una profesión de sacrificio y vocación, es por eso que tienen metido el papel de maestro metido en las venas. Muchas veces le costará mucho salir del papel de maestro y en algunos casos siempre tendrán latente su papel.

4Te pueden tratar como una niña o niño

Es muy fácil para un profesor regresar a su rol de enseñante, es por eso que en ocasiones te puede tratar como un alumno o un niño, sobre todo si le damos razones para hacerlo.

5Siempre se llevan trabajo a casa

La labor de un profesor no acaba cuando salen del salón de clases, es muy probable que deban llevarse gran parte de trabajo; como preparar la siguiente clase, investigar algún tema corregir exámenes o tareas.

6Hablan como profesores todo el tiempo

Ser profesor es una profesión bastante singular, y una de aquellas “singularidades” es su forma de hablar fuera del trabajo. Como dijimos en un anterior punto “Les cuesta salir del papel de profesor”, a ellos les cuesta hasta dejar de hablar como profesores y quizás vean a todos como alumnos de alguna manera u otra.

7Gastan mucho dinero en su trabajo

Como dijimos, el ser profesor es cuestión de vocación y amor a la enseñanza; es por eso que muchos profesores no escatiman en gastar en libros o implementos para enseñar, a pesar que no serán remunerados económicamente por la entidad educativa en donde ellos trabajos.

8Se ganan como pocos sus vacaciones

Los profesores suelen trabaja solo 10 meses al año, es decir que tienen dos meses de vacaciones (casi siempre en verano). Como pocas profesiones que tienen tan largas vacaciones, pero no se confundan, en esos 10 meses que trabajan lo hacen también como pocos.

Puntaje: 
Sin votos aún