Manias masculinas

Son desordenados, dejan las botellas vacías en la heladera, no reponen el papel higiénico, aprietan el pomo del dentrífico por el medio, etc.

  • Dejan las botellas y los platos vacíos en el refrigerador
  • Ellos no prestan nada de atención en lo que hacen esas cosas son muy superficiales y ellos están para temas más elevados. Por eso, no reparan en si el envase de leche, la botella de agua o el plato de sándwiches que acaban de devorar, quedaron vacíos y sin más los regresan al refrigerador.

  • Nunca reponen en papel higiénico
  • Van al baño, se terminan hasta el último pedacito de papel higiénico y no son capaces de poner un nuevo rollo. Eso lo dejan para la que viene atrás.

  • Aprietan el pomo del dentrífico por el medio
  • Nunca tienen el cuidado de ir apretando el pomo del dentrífico desde abajo como debería hacerse para ir utilizando todo el producto. Lo aprietan por el medio y lo dejan todo estrujado.

  • Cierran mal los frascos y ensucian todo lo que tocan cuando comen dulce o algo con grasa
  • Siempre dejan los frascos de dulce, mermelada, conservas, etc., mal cerrado, así cuando una los va a abrir se queda con la tapa en la mano y le frasco hecho añicos en el piso y todo el contenido desparramado. Además comen, se ensucian las manos y con ellas muy van tocando la manija del refrigerador, las perillas de las luces, etc.

  • Son los dueños del control remoto
  • Se adueñan siempre del control remoto y no pasan de los canales de deportes. Aún dormidos lo abrazan como si fuera su novia y no permiten que su pareja lo tome y cambie de canal.

  • Nunca encuentran nada
  • No saben donde están los artículos de higiene, de limpieza, las cosas de la cocina e incluso para encontrar alimentos dentro del refrigerador hay que hacerles un mapa. Se paran frente éste y lo miran por minutos como si fuera una pantalla de televisión.

  • Cuando están enfermos son insoportables
  • Para las que tienen hijos, cuando su pareja está enfermo es como un hijo más, para las que no ahí deben actuar como madres. Se ponen insoportables, actúan como si se estuvieran muriendo y son extremadamente demandantes.

  • Prestan poca o nada de atención cuando se les habla
  • Cuando una les habla, ni siquiera levantan la vista de lo que están haciendo para hacer como que escuchar y si lo hacen, es lo mismo que la nada porque en realidad raras veces prestan atención.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)