Foto de Laura Vazquez

La sala de partos

Cómo es este lugar desconocido encargado de recibir al bebé
Sala de parto
La sala de parto

La sala de partos, es un sitio desconocido para todas las madres primerizas. Muchas se preguntan cómo será, qué habrá dentro de él y qué profesionales la asistirán en el momento de dar a luz.

El paritorio consta de los siguientes equipos:

  • Monitor: Es un aparato que registra los latidos del corazón del feto. Es el mismo que las mujeres embarazadas pueden ver en los controles que se realizan normalmente durante los diferentes trimestres y se halla en la consulta del especialista. Se suele colocar un cinturón alrededor de la panza para controlar que el bebé esté en buenas condiciones de salud en el momento en que han comenzado a surgir las contracciones
  • Bomba de perfusión: Gotero mediante el cual se suministra oxitocina para acelerar las contracciones
  • Potro de obstetricia: Es una camilla como la que existen en los controles ginecológicos, pero bastante más ancha. Suele tener unas barras en cada costado para que la parturienta pueda sostenerse en el momento de pujar
  • Monitor de anestesia: Las constantes vitales de la futura madre son monitorizadas constantemente cuando se administra anestesia general
  • Fuente de luz
  • Cuna térmica para neonato (abastecida con luz, oxígeno, cronómetro y aspiración). Estas camas contienen un dispositivo que irradia calor
  • Incubadora de transporte: Tiene unas ruedas que permiten trasladar al bebé y un vidrio que lo cubre
  • Materiales estándar de quirófano: Bisturís, productos de sutura, tijeras y pinzas

Cuáles son los procedimientos que se suelen seguir paso a paso:

  • Lo primero que se observa es el grado de dilatación que tiene la embarazada. Debe llegar a diez centímetros para dar comienzo al parto. Si se llega al hospital con una dilatación de tres o cuatro, la mujer quedará ingresada para su monitoreo y el del bebé
  • Tras la dilatación se da comienzo al pujo. El personal asistente, (enfermeras) trasladarán a la mujer a la sala de partos en donde un especialista estará aguardando para asistir el alumbramiento. El médico decidirá si es conveniente realizar una episiotomía para facilitar la salida del bebé. Cuando éste sale, se le corta el cordón umbilical y es entregado al pediatra para que evalúe sus reflejos y condiciones. Antes de que el niño abandona la sala se lo debe identificar con un brazalete donde constará de un número de identificación igual al que la madre también posee en su muñeca o tobillo
  • La placenta deberá ser expulsada y si hay alguna herida, ésta debe ser cocida
  • Una vez que el bebé sale de la sala de parto para su revisión, se lo medirá, pesará, evaluará la temperatura corporal, pulso y ritmo cardíaco
  • Se le tomará la huella de la planta del pie que quedará constando en el expediente del bebé en el hospital

En algunos países, las mujeres embarazadas que están transitando sus últimos meses de gestación, tienen la posibilidad de visitar una sala de partos para familiarizarse con ella, ver de qué se trata y así perder el miedo y la curiosidad que suele despertar este sitio desconocido, frío y misterioso. El contar con el equipo técnico necesario en el momento del alumbramiento, garantizará la confianza de la madre. Poder conocerlo antes es una buena alternativa para ir creando ese vínculo que existirá de todos modos cuando el bebé decida presentarse.

Su voto: Ninguno Promedio: 4.5 (2 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.