Las celulas madre del cordon umbilical

Aquellas mujeres que ya han sido madres seguramente recordarán el hecho de no haber escuchado si se quería o no guardar el cordón umbilical del hijo recién nacido, sin embargo, hoy en día y en algunos países, en cada uno de los partos que se realizan en hospitales o clínicas, se consulta a los padres si desean o no guardar este cordón umbilical pues, de acuerdo a los avances tecnológicos es de vital importancia para la resolución de ciertas enfermedades futuras que pueda desarrollar el pequeño como la leucemia u otras bastante graves que requieren de las células madres contenidas en este cordón que le es cortado al niño al nacer.

Las células madres contenidas en el cordón umbilical del hijo recién nacido son perfectas para solucionar este tipo de enfermedades, y es que gracias al trasplante de estas células madres se han tratado leucemias, linfomas de tipo no-Hodgkin´s, anemias congénitas, osteoporosis, inmunodeficiencia combinada severa, el famoso lupus y muchas otras.

Las células madres de igual forma pueden ser extraídas de una persona adulta, sin embargo la problemática que reviste este procedimiento se origina por el costo asociado a tener que realizar una extracción a partir de las células de origen medular o de la propia sangre de los adultos. Asimismo, existen innumerables ventajas que nos hacen pensar de inmediato en lo beneficioso de guardar el cordón umbilical de nuestro hijo recién nacido, por ejemplo:

  1. Existe un ahorro de tiempo importante en la búsqueda de algún donante que sea compatible al enfrentar alguna enfermedad que requiera de este procedimiento
  2. Las células madres contenidas en este cordón umbilical, al poseer una inmadurez en el plano inmunológico, permiten una mayor tolerancia entre los órganos del donante y receptor, razón por la cual el rechazo es mucho menor a lo que se esperaría en una situación convencional
  3. Gracias a la utilización de células madres extraídas de la sangre contenida en el cordón umbilical, se evita la extracción de médula ósea por parte de durante que requiere intervención quirúrgica
  4. Finalmente destaca por sobre todas las cosas la increíble capacidad de auto replicación que tienen estas células
  5. Aún con todo lo anteriormente dicho, existen muchísimas enfermedades que se pretenden tratar y solucionar con el uso de las famosas células madres, por ejemplo dentro de este listado interminable de afecciones encontramos el SIDA, el cáncer, el mal de Parkinson, el Alzheimer, entre otras de tipo degenerativas como la artrosis.

Puntaje: 
Sin votos aún