Embarazo no deseado

Cuando los primeros síntomas de embarazo aparecen y la noticia se confirma, puede resultar la más maravillosa o la más terrible, depende de la persona, el contexto y las circunstancias. Cuando no es esperada y no provoca alegría, se está frente a un embarazo no deseado. Es decir, que no es buscado (planeado), ni querido (deseado), que se da en un momento desfavorable o a alguien que no tiene interés en tener un hijo. Esta salvedad viene a cuenta de que en algunos casos puede no ser buscado, pero sí aceptado e incluso deseado; en cambio en otros no es buscado pero tampoco aceptado.

El embarazo no deseado es consecuencia de un error humano (un descuido, un olvido, desconocimiento, falta de información, ignorancia, una violación, etc.) o técnico (una falla en los métodos anticonceptivos).

El ejercicio de la sexualidad debería ser un acto querido y planificado, es decir responsable, pero en los hechos esto no es necesariamente así y la consecuencia muchas veces es un embarazo no deseado.

En el S XX la llegada de modernos métodos de anticoncepción, entre ellos la revolucionaria píldora anticonceptiva, permitieron a las mujeres practicar libremente su sexualidad y planificar su reproducción. Sin embargo, entrado el siglo XXI siguen existiendo personas en todo el mundo que no logran controlar su fecundidad. ¿Por que?

Entre los motivos por los que esto sucede están:

  • Falla de los métodos anticonceptivos. Si bien los anticonceptivos actuales poseen una alta eficacia, no son 100% seguros
  • Dificultad para acceder a métodos anticonceptivos. Aunque parezca increíble, hay zonas muy marginales en las que las dificultades (económicas y de acceso o abastecimiento) para conseguir anticonceptivos son muy grandes
  • Desconocimiento e ignorancia: Existen personas que por falta de información y conocimiento utilizan métodos anticonceptivos poco seguros (como el coito interrumpido o la calculadora del embarazo) por temor a los efectos secundarios (muy leves) de los anticonceptivos modernos
  • Falta de información: muchas veces cuando los adolescentes comienzan a tener sus primeras relaciones sexuales carecen de los conocimientos y la información suficiente para protegerse y muchas veces se produce el embarazo adolescente
  • Fallas humanas: la mujer puede olvidar, por ejemplo, tomar la píldora
  • Violación o abuso sexual: Cuando existe una violación, generalmente, y la mujer se embaraza, esta suele no querer y rechazar a ese hijo fruto de una muy mala experiencia. Además el abuso sexual puede producirse dentro del seno familiar e incluso de la pareja

Frente a un embarazo no deseado las opciones que tiene la mujer son tres:

  • Seguir adelante con el embarazo, tener y criar a su bebé
  • Seguir adelante con el embarazo y dar al bebé para que sea adoptado
  • Abortar

Un embarazo no deseado afecta al futuro emocional del bebé en el caso de que nazca, al de la pareja y al de la mujer. El bebé probablemente se rechazado (aunque a veces de modo inconciente) e incluso abandonado (poco cuidado y contenido emocionalmente) por su madre. A la pareja muchas veces la termina separando definitivamente al existir, por ejemplo, ideas encontradas con respecto al bebé, uno quiere tenerlo y el otro no.

Además, habitualmente la mujer y el hombre sienten el embarazo de modo muy distinto.

  • Primero que nada, porque es en el cuerpo de la mujer que se producen los cambios físicos, producto del natural proceso biológico que conlleva un embarazo
  • Segundo, porque en algunas ocasiones los hombres se desentienden del problema y desaparecen. O se quedan y presionan para que la mujer tome la decisión que ellos creen más conveniente, y siempre es sobre ésta que cae la mayor presión y responsabilidad. ¿Por qué?
    • Son las que generalmente cargan con la responsabilidad de utilizar métodos anticonceptivos
    • Son las que experimentan en carne propia el embarazo o la interrupción de éste
    • Sobre ellas recae la pesada carga de que, íntimamente, ligado al ser mujer, está el ser madre y socialmente no se concibe que una mujer rechace la posibilidad de tener un hijo

Embarazarse es una decisión que una mujer y su pareja (si es que la tiene) deben tomar a conciencia, un hijo es una responsabilidad muy grande para toda la vida y no es bueno que sea fruto de un accidente. Hay algunas mujeres que por decisión personal no quieren tener hijos, otras buscan el momento más propicio, e infinidad de ejemplos más. Sea como fuera, si la decisión es no quedar embarazada, aunque ésta sea temporal, deben utilizarse métodos anticonceptivos seguros y eficaces siempre. Es la única manera de evitar un embarazo, a no ser que se opte por la abstinencia sexual.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)